La candidata Keiko Fujimori está jugando el partido de su vida y aparentemente estaría a punto de voltear el marcador. Según las encuestas publicadas en la última semana, la brecha entre la postulante de Fuerza Popular y el profesor Pedro Castillo se ha reducido en cinco puntos y en seis puntos respectivamente. Los primeros sondeos le daban a Castillo una holgada ventaja de entre 15 y 20 puntos. Hoy la foto ha cambiado. ¿Por qué este cambio en el que no solo Keiko sube sino que le arrebata votos a su contendor? Las respuestas pueden ser muchas y variadas, pero quisiera enfocarme en dos aspectos: los jóvenes y el sector C. Según la encuesta de Datum en la que Castillo obtiene el41% de intención de voto y Fujimori el 36%; en el sector de jóvenes de entre 18 y 24 años, Keiko tiene una ventaja dedos puntos.

La llamada generación del bicentenario pareciera estar enfocada a darle su voto a una mujer. Esta generación –a la que prefiero llamarla la generación del bienestar-, es la que ha podido disfrutar, en menor o mayor grado, de todos los beneficios del capitalismo, de una economía abierta y de las importaciones que precisamente Castillo quiere eliminar.

Es ese joven que ha tenido la oportunidad de ir a una universidad, y tener la posibilidad de trabajar y poder pagarse los estudios, cosa que quizás sus padres no pudieron hacer. Son esos jóvenes los que no han conocido de terrorismo ni escasez, pero que no están dispuestos a perder esa libertad que tienen. Es la generación que tiene la información a un click de distancia y sabe lo que son los totalitarismos, y ven con sus propios ojos lo que han padecido los hermanos venezolanos que han llegado hasta aquí huyendo del comunismo hambreador. Ellos no quieren eso.

Junto a ellos está el llamado sector C, los trabajadores, los emprendedores que saben con esfuerzo y en un país libre, no hay nada que no puedan alcanzar. En este sector los candidatos están empatados.

Aquí encontramos a ese trabajador informal, a ese gran sector cuya economía hace salir a flote al país. Ellos son los que salen muy temprano a ganarse el día y son conscientes que con los planteamientos de Castillo serían los primeros en quedarse sin chamba.

La encuesta de IEP publicada ayer en La República en laque intención de voto es de 36.2 % para Castillo y 30% para Fujimori, nos trae además dos cifras reveladoras: el 46%cree que Keiko Fujimori tiene más capacidad para superarla crisis económica, mientras que el 38% va para Castillo en este rubro.

En cuanto a la lucha contra la pandemia, el 47% opina que Keiko está mas capacitada para enfrentarla, un 38% cree que es Castillo el indicado.

Como se ve, son dos elementos cruciales en estos tiempos: crisis económica y lucha contra la covid. Nada está perdido aún. Queremos seguir viviendo en libertad que es el único camino para alcanzar la prosperidad. Los jóvenes y la clase media le están dando una gran lección al país.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.