Guido Bellido dejó el premierato; dicen que con virulento intercambio de insultos de por medio con el presidente Pedro Castillo. Además, ya no es más titular del Ministerio del Interior el inefable Juan Carrasco Millones; al igual que Íber Maraví, el amigo de terroristas, quien no fue ratificado como ministro de Trabajo.

A todo esto que pareciera positivo, resulta que el tipo de cambio del dólar está bajando, al mismo tiempo que la incertidumbre disminuye. El porcentaje de la población vacunada contra la covid-19 va incrementándose, mientras se reducen los contagios, reportándose menos fallecimientos a nivel nacional.

Entonces, algunas cosas parecieran estar migrando del gris tétrico con la que inició este gobierno, hacia bucólicos andinos colores alegres primaverales. Sin embargo, ¿no será que estos cambios, en la gestión del Ejecutivo, forman parte de la mentirosa estrategia comunista marxista leninista mariateguista del Peligroso Calamar Rojo Chotano? ¡YO CREO QUE SÍ!

Es sabido que, parte de la estrategia comunista es recurrir a la Estúpida Victimización y a la mentira sea esta pequeña o gigantesca; lo importante es el objetivo, sin importar la vergüenza o el demérito político, menos aún la condena social. Así, el recambio ministerial, que ha reemplazado a Hermanitos Terroristas por activistas senderistas, es parte del Plan Rojo Calamar.

Quijotes, no relajemos esfuerzos, que no decaiga el ímpetu por fortalecer la democracia y de ser el caso recuperarla. No nos dejemos distraer por la coyuntura política, que no sólo ha decaído en el ámbito nacional, sino que ha trascendido al internacional, con el silencio diplomático con el que se ha rechazado vergonzosamente a los esperpentos personajes a los que se les pretendió disfrazar de refinados funcionarios, cuando lo que realmente son “Peligrosos Calamares Rojos”.

No olvidemos nunca que a los comunistas, literalmente, les resbala todo, nada les avergüenza, por lo que hasta que no se les expectore del Poder, seguirán actuando como una “banda inorganizada delictiva”, cuyo objetivo es empobrecer más a los necesitados y desaparecer a la clase media, para posteriormente mantenerlos rehenes de políticas populistas.

Calamar Rojo Cerrón, junto a Los Dinámicos del Centro, después de años de persecución fiscal y judicial, terminará preso, estoy seguro de eso. Pero, para eso pasará mucha agua roja turbia por debajo del puente, que socavará sus estructuras hasta llevarla al borde de su colapso. Para que eso no ocurra, agucemos la mirada, fijemos como objetivo próximo ganar la mayor cantidad de las decenas de circunscripciones regionales, de los miles de gobiernos municipales provinciales y distritales.

Quijotes, es momento de visualizar a los mejores peruanos; estos ya caminan entre nosotros, pero no los conocemos porque los políticos partidos tradicionales y los grandes medios de comunicación nunca les dieron apertura ni oportunidad. Peruanos, la plata como cancha es sinónimo de corrupción, y el Calamar Rojo Chotano es peligroso y empobrecedor.

Peruanos, al 2022, erradicando el comunismo y la corrupción, unamos en una sola propuesta política, todas las nuevas fuerzas políticas democráticas, en alianza con los experimentados honrados políticos democráticos…

¡NO NOS QUEDA OTRA, QUIJOTES!

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.