El gobierno de Castillo ha manifestado que las prioridades del país están referidas a continuar la lucha contra la covid a través de la vacunación, la que contribuirá con la necesaria reactivación económica.

La vacunación iniciada por Sagasti se está siguiendo con fuerza, esperemos un mayor impulso para lograr vacunar al 75% de los mayores de 15 años al finalizar el año, ya que se aproxima la tercera dosis de refuerzo.

Respecto a la reactivación económica, se ha anunciado que se dispondrá de 280 millones de soles para efectuar pequeñas obras municipales, como mejorar veredas, pistas y conexiones de agua. Esto generará trabajo temporal y mejorará las ciudades, pero al no existir los rigurosos procesos de licitación, ni de Contraloría, estas obras podrían resultar deficientes y presentarse actos de corrupción.

Estas medidas de reactivación son consideradas de emergencia, pero las más necesarias se podrán implementar al estabilizarse el Gobierno, efectuando importantes inversiones del Estado y privados, en especial proyectos de envergadura que por su monto de inversión generarán miles de puestos de trabajo estables y disminución de la pobreza.

Las posibilidades para esta reactivación son amplias, tanto en agricultura, turismo, como en minería, construcción, tecnología, infraestructura, etc., pero es necesario que el presidente Castillo dé confianza a los empresarios pequeños, medianos y grandes, y convencerse que este es el camino para finalizar el año con un crecimiento que compense la caída por la pandemia y superemos el 5% de nuestro PBI en el 2022.

En agricultura, se debe impulsar los pequeños proyectos en la Sierra, así como el de Chavimochic (III Etapa), Majes y Siguas en Arequipa, y en Piura la construcción de las represas que regulen las crecientes del Río por el fenómeno del Niño, además podrán ampliar sus fronteras agrícolas.

El turismo atraviesa una fuerte crisis, el Estado debe programar una oportuna promoción internacional de los mejores lugares turísticos que tenemos en Cusco, Arequipa, Puno, Piura, entre otros.

Con relación a la minería, debemos convencernos que esta actividad es la más importante del país, por la serie de riquezas a explotar, puede convivir junto con la agricultura generando importantes mejoras económicas, buenas condiciones de trabajo y calidad de vida. Las mineras pagan el 52% de sus utilidades, equivalente al 20% del total de impuestos y regalías recaudados por el Estado y generan el 60% de las exportaciones.

A la fecha, habría proyectos mineros por efectuar del orden de 60 mil millones de dólares, estos generarían 2 millones de puestos de trabajo, vislumbrándose un futuro extraordinario debido a que los precios de los minerales han subido considerablemente, sobre todo el del cobre que se ha duplicado y al igual que el litio, níquel y cobalto mantendrán una fuerte demanda como consecuencia del Acuerdo de París, que plantea controlar el calentamiento global con ayuda de la producción de todo tipo de vehículos eléctricos, estos requieren 6 veces más cobre para su manufactura, lo que triplicará su demanda mundial.

Finalmente, el gobierno debe consolidarse con un buen Consejo de Ministros y preocuparse en la reactivación económica, en especial aprovechar este boom minero.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.