El describir la personalidad de estos sujetos es ingresar a estudiar su lenguaje, percepción, pensamiento, memoria, hábitos, costumbres, hobbies, sexualidad y todo comportamiento que guarde relación con sus actitudes y aptitudes. Debemos tener presente que estas personas no tienen conciencia de internalizar quiénes son y de los actos que realizan como se relacionan con los demás, siempre prevalece sus intereses a costa de los demás sin interesarles el sufrimiento que ocasionan a la familia y sociedad.

En relación con su lenguaje utilizan una jerga que entre ellos se entienden para no identificarse con otras personas que no se dedican a estas actividades al margen de la ley y que tanto daño ocasionan a la humanidad, la percepción que desarrollan poseen caracteres normales, captación, precisión, dirección, atención, se elabora una descripción detallada de la actividad perceptual, su juicio, que consiste en la relación entre lo que refiere la persona y la realidad, son personas prácticas no se hacen problemas por las cosas, caso contrario buscan la forma simple de solucionarlas, el pensamiento por lo general está orientado a obtener beneficios económicos y hedonistas, poseen una buena memoria tratando en lo posible de no dejar evidencia de sus planes, utilizando el compromiso de la palabra que muchas veces se traiciona por diferentes intereses, respecto a los hábitos son personas organizadas, por lo general no consumen droga, lo que les interesa es comercializarla; referente a las costumbres son muy apegados a sus raíces, alimentos; en cuanto a los hobbies, les agrada concurrir a los tragamonedas, casinos, hipódromo, música; sobre su sexualidad, son seductores, les agrada las parejas fáciles, superficiales, se apasionan, no se enamoran con facilidad, se intercambian las parejas, les gustan los tríos, son personas predispuestas a la promiscuidad con tendencias satiríasicas y ninfomaníacas.

Son personas anéticas sin valores, su conducta reñidas contra la moral, son personas corrompidas y les gusta corromper a las autoridades con el fin de obtener sus propósitos ilícitos como policías, fiscales, jueces, autoridades administrativas aduaneras y puestos de control fronterizo para que les faciliten el traslado de la droga al lugar de destino. Estas autoridades son coautores y cómplices porque tienen la misma forma de pensar y actuar.

Los familiares de estas personas con conscientes de la vida que llevan y fruto del dinero es del narcotráfico; sin embargo guardan silencio, se adaptan a las circunstancias que les tocó vivir, son dependientes porque no saben hacer otra cosa, en algunas ocasiones se dedican a realizar obras de bien para disminuir los cargos de conciencia si es que los tienen. La vida social es muy limitada, solamente es su círculo y las relaciones sentimentales, son entre ellos mismos porque no inter actúan con otras esferas sociales, por lo general siempre están perseguidos por las autoridades policiales nacionales, la DEA, y la CIA, buscando de cualquier forma no ser aprehendidos.

Personas difíciles de readaptarse pero no imposible, depende de la actitud que tengan sobre sus propias vidas; por lo general su final es la muerte, la cárcel y el manicomio.