El BBVA Research ha elevado la proyección de crecimiento del 2021 de 9% a 12.2%. Estamos a un paso de crecer por encima de 12.51% en el 2021, que es el número mágico para superar la caída de -11.12% del PBI del 2020 y rebotar al nivel de producción del 2019. Este augurio optimista se debe a que el PBI de agosto del 2021 ha subido en 11.8% respecto a agosto del 2020 -y 1.6% respecto a agosto del 2019-, crecimiento que viene siendo empujado por las exportaciones mineras -sobre todo el cobre- que si bien registran menores volúmenes, representan mayores ingresos por el alza de precios en los mercados internacionales.

En este rebote, que también se experimenta en Brasil, Colombia y Chile, no todos los sectores económicos crecen por igual respecto a agosto del 2019. Conviven los de arriba y los de abajo. Los bancos (sistema financiero) van a la cabeza de esta reactivación al registrar un despegue de 23.1%, gracias a que vienen otorgando mayores créditos al sector privado corporativo (Reactiva Perú, FAE Mype y otros).

Otro sector del despegue, es el sector construcción, que ha crecido en 18%, en gran medida gracias a la autoconstrucción “porque las familias han venido invirtiendo en mejorar sus casas con la autoconstrucción con los fondos liberados de CTS y AFP” (UNACEM). El sector telecomunicaciones es otro gran beneficiado al registrar un aumento de 12.9%, debido a que la pandemia obligó al teletrabajo en casa, lo que ha generado un aumento del uso de internet, televisión por cable y telefonía móvil, así como el avance del 5G. El sector manufactura no primaria creció en 3.6% en comparación al 2019, debido a la mayor producción de bienes orientados a la inversión 7.6% y de consumo masivo 4.3%. En bienes para inversión destacan los productos metálicos: cemento e industria del hierro y acero; mientras en bienes para consumo masivo están productos para: panadería, bebidas, prendas de vestir.

En el otro lado de la moneda, están los de abajo. El sector alojamiento y restaurantes cayó en -23% debido a que aún está lejos de niveles prepandemia y es el sector más afectado por la pandemia. Los restaurantes operan con aforo limitado y los hoteles aún esperan el arribo de turistas, que no nos visitan como antaño por las restricciones de la covid-19. El alojamiento cayó en -96.3% en comparación al 2019 y el subsector restaurantes en -11.5%.

El sector hidrocarburos también cayó en -23.4% con respecto a agosto 2019 por menor extracción de gas natural y líquidos de gas natural debido a la parada de la planta Melchorita y a una menor producción de petróleo crudo por la suspensión de operaciones de los lotes 8, 192 y Z-1. Los servicios a empresas (legales, publicidad, limpieza, seguridad, auditoría etc.) también se han venido abajo en -7.6%. Es decir, mientras unos rebotan otros siguen dando bote.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.