No todas las personas se conocen a sí mismas por diferentes razones, no se aceptan como son, les es difícil comprender que existen individuos que son más competentes y menos competentes que uno, sin embargo hay habilidades y destrezas que en otras áreas que otros u otras no las tiene o han nacido al interior del país y dicen no saben hablar su lengua nativa, ni les agrada el folclor de su región, ni las costumbres, ni sus nombres, negando sus orígenes por no sentirse menos o piensan que los van a discriminar. En realidad este es un tema personal que tiene mucha relación con el medio social que el individuo se desarrolla, los valores que le han internalizado durante su proceso de convivencia y aprendizaje, comprendiendo a saber manejar sus emociones, frustraciones, control de impulsos, los complejos de inferioridad, darle la valía que le corresponde a cada individuo, sus gratificaciones emocionales de hacerlos sentir que son importantes y son capaces de hacer bien las cosas cuando se los propone.

Pero se debe formar una buena estructura de su personalidad, que comprende no hacerlo sentir inútil a la persona, no humillarlo, que se sienta satisfecho de sí mismo, que sea una persona independiente, se sienta fuerte, enseñarles que la perfección no existe que haga las cosas bien, porque algunas veces la perfección los hace ser inconforme consigo mismo, simplemente no lo oiga, escúchelo, aplauda sus logros, la familia es muy importante, hágalo sentirse orgulloso de lo que hace, construya una personalidad para el éxito, no los compare, evite que sea egoísta, siempre motivar a la persona desde pequeño, sí puedes desde chico regalarle un libro le va a enseñar abrir la mente y el espíritu, especialmente el día de su cumpleaños, las personas deben aprender a aceptar a los demás con defectos y virtudes, no lo haga sentir tonto, ayúdelo a que se quiera, las experiencias son vitales, evite crearle sentimientos de culpa, aliente su aprendizaje progresivo.

Todos estos valores instalados en el mundo interior de la persona va a permitir sentirse orgulloso de sí mismo porque sabe quién es y cualquier dificultad que se le presente va a poseer las herramientas necesarias para resolverla y si no es así, tendrá la humildad necesaria de pedir ayuda y no guardarse hacia dentro lo que no puede resolver porque lo hace inseguro, formando una personalidad indecisa y débil.

Concluyo este trazado con el pensamiento existencial de Eleanor Roosevelt, que dice así: “NADIE PUEDE HACERTE SENTIR INFERIOR SIN TU CONSENTIMIENTO”.