Si recordamos los márgenes de diferencia que hubo en las elecciones anteriores, y la cantidad de votantes en el exterior, nos podemos dar cuenta de la importancia de tomar en consideración, con la mayor seriedad, al peruano que vive fuera del país, llamado ahora por la burocracia como PEX. No olvidemos que estos compatriotas nuestros suman un diez por ciento de la población.
Es un voto además caro en diversos sentidos de la palabra. Recuerdo que, en una oportunidad en mi función de diplomático, hace diez años, tuve que hacer un viaje en automóvil recorriendo casi dos mil kilómetros para recoger votos de países tan alejados como Macedonia, o los peruanos que radican en Serbia. Ahora, como embajador retirado soy también un PEX residente en Alemania, que sigue con igual atención la problemática nacional, así como la de los peruanos que viven en el extranjero.
Hay otro aspecto novedoso de sumo interés en esta votación del 2021: se van a elegir representantes al Congreso entre los PEX. Y los candidatos tienen verdaderas ganas de aportar su experiencia.
Una contribución eficaz de los elegidos debe empezar por liderar la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso. Este protagonismo debe ser capaz de articular las demandas de acuerdo a reales posibilidades (técnicas y normativas) a fin de poner en agenda los temas de relevancia para los peruanos en el exterior. Asuntos que claramente deben ir en coordinación con Cancillería. Ninguna propuesta PEX es factible sin una opinión técnica del Ministerio de Relaciones Exteriores. Así como debe estar acorde con lo normado por la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas y consulares.
El Perú no debe perder a más peruanos. Por ello es urgente una reforma del artículo 53° sobre la Nacionalidad Peruana, a fin de que -como en otros países- quede prohibida la renuncia a la nacionalidad peruana. Si no está permitida la renuncia, ningún otro país podrá exigir como requisito para que un peruano pueda obtener la doble nacionalidad.
La próxima Presidencia de la República será políticamente débil, y el Congreso que elegiremos será fragmentado. Por ello mismo se debe buscar una cohesión sobre el aporte de peruanos en el exterior en aspectos incuestionables como son los conocimientos por ellos adquiridos Y de otra parte se debe lograr un decidido apoyo a los autores peruanos u otros promotores culturales de nuestro país que viven en el exterior.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.