Por: Gastón Soto Vallenas

A menos de cuatro meses de las elecciones generales en el Perú, resulta ilustrativo conocer cómo se ha comportado el electorado en catorce países de América, Europa, Asia y África durante el reciente pasado año 2020, identificado como el Año de la Pandemia, los cuales desarrollaron procesos electorales a pesar de las dificultades derivadas de las necesarias restricciones.

Según la Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y el Caribe, por sus siglas COPPPAL, creada en octubre de 1979, en Oaxaca, México, y que agrupa a 60 partidos de 29 países, en su Informe Final sobre el “Comportamiento Electoral en Tiempos de Pandemia”, identificó que, en algunos países hubo un ligero aumento del número de electores mientras que, en otros, se produjo una mínima disminución.

Veamos; los países con pequeño incremento en la participación electoral fueron: Israel, con el 71.51%, en las elección parlamentarias del 02/03/20; Corea del Sur, con 61.10%, en las elecciones legislativas del 15/04/20; Bolivia, con el 88.42%, en las elecciones generales del 18/10/20; y Belice, con el 81.86%, en las elecciones legislativas del 11/11/20.

En cambio, hubo una disminución moderada de la participación ciudadana en República Dominicana, con el 49.10%, en las elecciones municipales del 15/03/20 y, con el 55.24%, en las elecciones generales del 05/07/20; República de Guinea, con el 72.24%, en las elecciones legislativas y referéndum del 22/03/20; Brasil, con el 76.85%, en las elecciones municipales del 15/11/20; y Argentina, con el 49.96%, en las elecciones municipales en Río Cuarto, provincia de Córdova del 29/11/20.

Por otro lado, en Francia, hubo una participación del 46.50%, en la primera vuelta de las elecciones municipales del 15/03/20, disminuyendo en 22.12% en la segunda vuelta del 28/06/20. En Surinam, a las elecciones parlamentarias del 25/05/20, concurrió el 71.58% de la ciudadanía; en San Cristóbal y Nieves, a las elecciones para renovar once escaños parlamentarios del 05/06/20 asistió el 58.41% de los electores; y, en Uruguay, en las elecciones departamentales y municipales del 27/09/20 participó el 85.93% de la población electoral.

Mención especial merece el caso de Chile que, en el plebiscito nacional llevado a cabo el 25/10/20 participó sólo el 50.92% de la ciudadanía; porcentaje evidentemente bajo, como consecuencia de haberse establecido el voto voluntario el año 2012.

Las elecciones parlamentarias del 06/12/20 en Venezuela, en las que la oposición hizo campaña para la no concurrencia a votar, logró que la asistencia se redujera al 30.5% de participación. A diferencia de las anteriores elecciones legislativas del 2015, donde ganó la oposición (la alianza MUC), permitiéndoles controlar la Asamblea Nacional.

En este informe no se incluyó la elección presidencial del 03/11/20 en Estados Unidos, por tratarse de una elección atípica (elección indirecta por el Colegio Electoral).

En consecuencia, esta información estadística nos permite precisar que, los organismos electorales y las autoridades gubernamentales de estos países, si bien se vieron obligados a modificar sus calendarios electorales, con su actuación, han contribuido en procurar que la participación ciudadana siga siendo el medio más eficaz para el funcionamiento de la democracia.

Es lo mismo que esperamos en el Perú.