En estado de emergencia, el control del orden interno corresponde a las FF.AA.

En estado de emergencia, el control del orden interno corresponde a las FF.AA.

El artículo 137 de la Constitución Política del Perú establece el denominado Régimen de Excepción en el país, es decir, un régimen de ejercicio para la vida nacional, atípico. Son dos: el Estado de Emergencia y el Estado de Sitio. La referida norma constitucional dice que durante el Estado de Emergencia las Fuerzas Armadas asumen el control del orden interno, si así lo dispone el presidente de la República.

Casi siempre el jefe de Estado ha venido disponiendo que no sea así, es decir, que no sea responsabilidad de las Fuerzas Armadas sino, en cambio, que siga siendo liderado por la Policía Nacional que, comprensiblemente, ya lo cuenta durante el régimen normal u ordinario de la vida del país. Esta situación está errada y debe ser corregida. No es, lógicamente lo esperado, que la Policía Nacional del Perú, lidere o tenga esa responsabilidad tanto durante el régimen normal u ordinario como durante el régimen de excepción, pareciendo, entonces, sin sentido establecerlo, porque no resultará relevante que la excepcionalidad se halle dominada por la normalidad, pues ese no es el sentido de la norma constitucional. Seamos hermenéuticamente precisos, es decir, el espíritu de la Carta Magna de 1993 –también lo fue de la Constitución de 1979–, es que sean las Fuerzas Armadas las que tengan a su cargo el control del orden interno durante el Estado de Emergencia. Por lo tanto, debería prescindirse aquella prerrogativa constitucional que deja en el mandatario la decisión de que sean las Fuerzas Armadas o la Policía nacional, la institución que tenga a su cargo dicha responsabilidad.

En ninguna parte del mundo la policía es responsable del control del orden interno todo el tiempo, es decir, durante tiempos normales y en tiempos excepcionales. La única verdad es que las Fuerzas Armadas solo apoyan y esta realidad tampoco contribuye a su empoderamiento. Hay mucho temor y profundo desconocimiento, porque no leen, para que las Fuerzas Armadas lo presidan y salgan a las calles, pues también erradamente se cree que harán exactamente las mismas tareas y acciones que la policía. Así estamos de desorganizados decidiendo reactivamente Estado de Emergencia al por mayor, desvirtuando la razón central de su objeto.

Mira más contenidos siguiéndonos en Facebook, Twitter, Instagram, TikTok y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.