El ego de Vladimir Cerrón hace que se vea a sí mismo en las páginas de la historia antes de escribirla. Van a ser mucho más radicales que su Plan de Gobierno, envanecidos y todopoderosos. Para nadie debería ser una sorpresa porque no esconde su pensamiento marxista. Cito extractos del video reproducido por ‘Panorama’ el domingo pasado: “Ganar el gobierno es un elemento estratégico de toda revolución, pero no es una revolución, no es la toma del Poder. Morales y Correa ganaron el gobierno, pero no ganaron el Poder. Al ganar el gobierno solo se confiscan las instituciones del Estado, pero no se tiene mayor manejo (…) El mensaje que tiene que aprender la Izquierda es quedarse en el Poder como Venezuela. (…) En la teoría del Poder uno va a quedarse y se defiende hasta el último rasguño, (…) por eso sacar a la derecha no es trabajo sencillo en el Perú.”
¿Sabrán sus votantes que los grandes responsables del abandono son los propios GR y alcaldes que reciben millones en canon y que no son capaces de gestionarlos? ¿Estarán informados de los dineros extraordinarios que han recibido desde el 2018 cuando Vizcarra compraba voluntades provincianas con jugosas transferencias presupuestales? La baja ejecución no solo es por incapacidad; le bajan el dedo a los proyectos que no reditúan a sus propios bolsillos. Son parte de una repulsiva mafia institucionalizada de la que formó parte Cerrón. A diciembre del 2020, había 19 GR investigados de un total de 25, pero se culpa de todo al Gobierno Central.
El antivoto contra KF está constituido por fundamentalistas que no son capaces de recordar la dictadura de Velasco o dimensionar los horrores del Comunismo. He escuchado a muchos fanáticos decir que, si no están conformes con Castillo, lo vacarán. ¡No podrán! La figura de la vacancia presidencial no existirá ni el Congreso ni ninguna institución que sustenta la democracia como hoy la conocemos. La Constitución y los derechos individuales solo serán un espejismo. Como dice Cerrón, no seremos ni Ecuador donde afortunadamente ganó Lasso ni Bolivia, donde mal que bien, se respetan algunas libertades: seremos Venezuela donde captaron el Poder para quedarse, donde hay colas de hambre y represión o, un poquito más lejos, Corea del Norte, de la que sólo se conocen las atrocidades del dictador criminal, incluso con su propia familia.
¿Cuántas Taratas más necesitamos para que los mal llamados principistas, que se niegan a votar por KF por un supuesto tema de dignidad, tengan la capacidad de razonar? Entregar el país a extremistas que han ganado sus votos con la fuerza del odio es casi un acto de traición a la patria. Ya fueron electos congresistas vinculados a SL o que apoyan a los usurpadores de Lomo de Corvina; cómplices de delitos y fomentando la propagación de traficantes de terrenos.
La encuesta de IPSOS que le da 11% de ventaja a Castillo nos ha puesto en la antesala del infierno. Si sale elegido, será la última vez que los peruanos votaremos libremente, por varias generaciones. Perú Libre entra a tomar el Poder y no dejarlo nunca más. Estamos advertidos, el 6 de junio nos lo estamos jugando todo.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.