Peor que Manuel Merino, “Encargado de la Presidencia del Perú” en noviembre último, pueden resultar los 5 miembros del JNE en abril próximo.

La vacancia del presidente Vizcarra fue tan legal como cuando Calígula nombró Cónsul de Roma a su caballo, pero realmente inmoral.

Ante los apabullantes 105 votos por su vacancia (81% de 130), Vizcarra se amilanó. Mientras él dejaba Palacio y volvía a su domicilio, el Perú profundo pugnaba por capturar el Congreso y los siguientes días y noches de esa semana enfrentó a la Policia, al costo de 2 muertos, decenas de heridos graves, centenares de detenidos y hasta torturados.

Entre tanto, Merino, su premier Flores- Aráoz y otros promotores estuvieron escondidos, sus domicilios sitiados por manifestantes y los vacadores en riesgo de ser linchados, hasta que finalmente Merino renunció y el Perú profundo alerta: logró la derogación del abuso de la Ley de agroexportación.

Hoy, diciembre 2020, debe evitarse que lo acaecido en noviembre último se repita en abril 2021; pues, en los fenómenos sociales lo moral ya sobrepujó a lo puramente legal y también la Constitución lo dispone:
“Art. 178.- Corresponde al Jurado Nacional de Elecciones… n°4.- ADMINISTRAR JUSTICIA EN MATERIA ELECTORAL.” Sus resoluciones no son revisables. Es la última palabra del Estado en materia electoral.

Tenemos para las elecciones generales de abril 2021, 23 candidatos. De ellos, a simple lectura de la prensa, especialmente de Hildebrandt en sus Trece, 3 candidaturas son dinamitas. Cualquiera de los 3 que llegue a la segunda vuelta electoral, va a sublevar al Perú profundo; por carencia total de idoneidad:

– Urresti.- Podemos Perú tiene su inscripción viciada. Su candidato fue miembro del Estado Mayor (S-2) del batallón EP en Huanta cuyo Informe es ‘sine qua non’ para la toma de decisiones del batallón que ejecutó al periodista Bustíos. Extrañamente, Urresti (S2) ni siquiera es mencionado en el expediente. Recién ha sido incluido y absuelto en primera instancia. La segunda ha ordenado nuevo juicio.

– Keiko.- Ha admitido judicialmente haber recibido del Banco de Crédito US$ 3 millones 650 mil.

– César Acuña.- APP, a su hermano le han confirmado la sentencia condenatoria y sigue de congresista. Su

Universidad César Vallejo es un negocio con más renta que muchas minas. Adeuda impuestos. En tributación la realidad prima sobre la literalidad. Sería un evasor: ¿puede ser presidente?

Es vital que las próximas elecciones sean límpidas, pero la limpieza se hace hoy. Es administrar justicia en materia electoral.