La realización del ENCUENTRO, entre los dos candidatos que aspiran a la presidencia de la República, ha mostrado la férrea voluntad de Keiko Fujimori de no perder ni un minuto para incorporar y dar a conocer nuevas propuestas que priorizan la solución a las necesidades de los peruanos afectados en su economía familiar por la pandemia. Algunos han considerado estas propuestas como populistas, pero queda claro que apuntan a contrarrestar de forma más realista las efectistas ofertas electorales con las que el señor Castillo pretende ganar las elecciones.
Fuerza Popular ha enfocado su campaña con propuestas que buscan cambiar el peligroso rumbo que podría tomar el Perú el día que paradójicamente celebraríamos el bicentenario de nuestra independencia.
Keiko plantea el REENCUENTRO del ESTADO con los peruanos olvidados, quienes durante dos décadas no han recibido solución a sus necesidades básicas, especialmente aquellos que viven en las zonas rurales. Por ello propone gobernar ejecutando una real ECONOMÍA SOCIAL DE MERCADO, que bien orientada genere riqueza, no pobreza y paralelamente ponga en marcha los mejores programas sociales para las poblaciones vulnerables.
En el lado del DESENCUENTRO del ENCUENTRO vimos al señor Castillo promoviendo la división, el odio, la confrontación y enfrentamiento entre peruanos, para imponer el comunismo y su afiebrada lucha de clases. El candidato del lápiz propone un Estado gestor que ya demostró su incapacidad para administrar las empresas públicas, las que a fines de 1989 colapsaban generando un déficit que equivalía al 5% del PBI. Sus propuestas de expropiar, nacionalizar, prohibir importaciones, fracasaron en los 70, ahuyentando la inversión privada, propiciando la fuga de capitales y la migración de nuestros mejores profesionales.
El momento es propicio para que el fujimorismo adquiera compromisos sociales en la búsqueda del REENCUENTRO con todos los peruanos, que nos permitan avanzar en la solución de los grandes problemas del PERÚ. Comencemos por estar TODOS VACUNADOS para recuperar confianza e impulsar la economía. Es la hora de apostar por el REENCUENTRO con nuestros pequeños agricultores empobrecidos por los abusivos intermediarios. Apuntemos al REENCUENTRO con los micro y pequeños empresarios que se quedaron sin capital de trabajo y sin demanda. Vayamos al REENCUENTRO con los comerciantes agobiados por las deudas generadas por el encierro. Encontremos un espacio de REENCUENTRO con nuestros jóvenes que decepcionados y frustrados buscan irse del país.
Quizá esta sea la última oportunidad que tendremos en nuestras manos la posibilidad de seguir viviendo en democracia y libertad. Votemos exigiendo un cambio a la clase política, pero un cambio hacia adelante. Dejemos de lado el odio que durante dos décadas nos ha llevado a votar en contra de alguien. Esta vez hagamos que nuestros votos nos lleven hacia el REENCUENTRO con el Perú que todos soñamos.

 

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.