Enrique Quiroga Carmona

Acerca de Enrique Quiroga Carmona:



LA NUEVA GUERRA MUNDIAL

  • Fecha Jueves 3 de Diciembre del 2015
  • Fecha 12:00 am

Cuando se produjeron los recientes actos de terrorismo en París, vino a mi memoria, el conocido libro del escritor francés Jacques Bergier “La Tercera Guerra Mundial ha comenzado”. En ese interesante y premonitorio libro escrito en el año 1976 este autor, quien fuera el jefe de la Resistencia Francesa durante la Segunda Guerra Mundial, señala su absoluta convicción, que en el mundo se había iniciado ya la Tercera Guerra Mundial, y que esta era la guerra del terrorismo. Y su gran preocupación era que los terroristas pudieran algún día tener acceso a armas nucleares, pues según indica, estos no dudarían en usarlas.

Según el Reglamento del Consejo de Seguridad de la ONU se requiere de la participación de al menos cinco países, para que pueda establecerse la existencia de una guerra mundial, y en este momento ya son seis los países involucrados, por lo que la misma ya se habría producido, pese a que no hay una declaración oficial al respecto –pero de hecho lo es-. La terrible tragedia que acaba de sufrir Francia, como consecuencia de los actos de terrorismo, que han ocasionado más de 160 muertos y numerosos heridos, sumados a los brutales actos de terror que ya se han producido en otros países, son una señal más de que este flagelo tiende a incrementarse en forma rápida y violenta, porque existe una voluntad de que ello ocurra así. Es el terror de la Yihad o guerra santa, que ha declarado el Estado Islámico -EI- contra el mundo no islámico. Y que para muchos, Europa la está perdiendo

Con excepción de los territorios de Siria e Irak donde se vienen librando batallas propiamente militares, el teatro de operaciones que fundamentalmente propone el EI, es todo país que se oponga al Califato creado por ellos y a su expansión, especialmente el Occidente. La perversa estrategia es que donde existan musulmanes dispuestos a destruir los valores y creencias, así como todo vestigio de esa cultura, ellos serán sus combatientes y su método el terror. Y el grave problema para Occidente, es que en el mundo existen más de 1,200 millones de musulmanes, de los cuales no menos del 15 % son radicales, dispuestos a todo. En Europa, “las mezquitas agresivas” como las denominó el presidente François Hollande, son las que predican la violencia y actúan como centros de reclutamiento del EI.

Pero también es una guerra dentro del Islam como lo afirma el rey Abdalá II de Jordania, pues la mayoría de los musulmanes no creen en la interpretación violentista del Corán, que el EI predica. En consecuencia, todo hace ver que la participación activa de aquellos es fundamental en esta lucha. Sin embargo también lo es, la actitud del mundo occidental, que debe enfrentar este fanatismo no solo en Siria e Irak, sino en el frente interno de cada país, adoptando decisiones firmes -ojalá que no sean tardías- que tendrán que comenzar necesariamente, por modificar las excesivas concesiones culturales, y la permisividad a la incitación a la violencia en que se ha incurrido.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Domingo Pérez solicita comparecencia con restricciones para José Chlimper

Domingo Pérez solicita comparecencia con restricciones para José Chlimper