Enrique Quiroga Carmona

Acerca de Enrique Quiroga Carmona:



VALIDEZ DE LAS AGENDAS DE NADINE

Dentro de algunos días, la Segunda Sala Nacional de Apelaciones del Poder Judicial tendrá que pronunciarse, en relación con la apelación presentada contra la resolución del Juez Carhuancho, que denegó el pedido de Nadine Heredia, para que se declare la invalidez de sus agendas en la investigación que se le sigue, así como de la pericia grafotécnica que se le ha practicado.

No deja de ser inquietante, que la Sala Penal que va a conocer de esta apelación, sea la misma que en el mes de abril revocó la resolución del mencionado Juez, que obligaba a Nadine Heredia a justificar ante el Poder Judicial, el motivo por el que solicitaba salir del país. Y esta revocatoria la hizo sosteniendo como principal justificación,  que no existía ningún peligro de fuga.

Frente a esta situación, preocupa la última resolución  del Juez Carhuancho, ya que si bien  está en lo correcto en cuanto a su decisión de denegar dicho  pedido, no lo estaría en la argumentación con que fundamenta su rechazo. No obstante que se refiere también en esta resolución aunque de modo general, a excepciones a la prueba prohibida, como  la “ponderación de intereses”, sin duda  el aspecto fundamental del rechazo del juez,  se centra en que no estaría probado que las  agendas de Nadine Heredia fueron hurtadas. Por ello la defensa técnica de su abogado Pedraza, abunda en cuestionar este argumento del Juez, al  que considera absolutamente subjetivo, ya que en su opinión si fueron sustraídas y ello constituye un ilícito que las convierte en una prueba prohibida.

Esta posición del juez podría ayudar a generar una duda peligrosa e innecesaria en el tribunal, porque la posibilidad de que hayan sido sustraídas, resulta  viable. Y además que eso no es lo importante, ni lo que debe tomarse en cuenta para resolver.  Lo determinante es, si resulta de aplicación en este caso la “doctrina de ponderación de intereses”, que es aceptada internacionalmente, especialmente cuando está de por medio el interés social.  El caso más notorio de aquellos en que se validó una prueba prohibida, fue el caso de los “vladivideos” en el que la Corte Suprema señalo lo siguiente: “……….la incriminación efectuada por Montesinos Torres solamente constituyó un “indicio base”, que ha sido concatenado con otros indicios, sin los cuales no se hubiera logrado establecer la concurrencia del hecho a probar…….”

La validación de estas agendas así como de la pericia grafotécnica son fundamentales, para confirmar la información llegada de Brasil, y conocer la verdad, y resultaría inaceptable y frustrante que se declarara su invalidez. Sería una burla más al país, y una nueva vergüenza para el Poder Judicial.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Zulema Tomás: “Si tuve una omisión, eso no puede mancillar al Gobierno”

Zulema Tomás: “Si tuve una omisión, eso no puede mancillar al Gobierno”