Enrique Valderrama

Enrique Valderrama

PUNTO DE ENCUENTRO

Acerca de Enrique Valderrama:

Director de la plataforma de opinión Web Punto de Encuentro. Coordinador del Centro para la Democracia Social. Activista Político.





La izquierda criolla conspira contra el Perú

Debo decir que respeto a la izquierda marxista chola y popular representada en Patria Roja, no comulgo con sus ideas en casi nada, pero reconozco que tiene rasgos populares y se impone la tarea de construir organicidad a lo largo y ancho del Perú. No renuncian a la idea de Partido. No tributan al oenegeísmo y a su influencia, que no rinde cuentas.

En cambio la izquierda criolla y sus aliados o camaleones que se denominan diferente, pero que son lo mismo, como los “liberales” Gino Costa o Alberto de Belaunde, me producen mucha desconfianza y cuidado, ya que los considero altamente cínicos; un grupo que ha renunciado a cualquier plataforma de lucha transformadora en términos sociales y económicos y que únicamente defienden un cúmulo de sentidos comunes alrededor de lo “políticamente correcto”. Hoy por hoy su único fin es defender el statu quo, a la nueva oligarquía, a la “constructocracia” que ha mandado en los gobiernos de Toledo, de Humala y de PPK y que hoy, con Vizcarra, quiere mantener sus privilegios.

Pero, además, son responsables de defender causas que van en contra de los intereses del Perú. Voy a poner algunos ejemplos.

La izquierda criolla y aliados bloquean la posibilidad de darle a la Policía un marco normativo adecuado para combatir contra la inseguridad ciudadana. Para todo efecto práctico la vida de los victimarios vale mucho más que la vida de las víctimas y de quienes –en nombre del Estado– buscan proteger a las víctimas.

La izquierda criolla ha desarrollado una narrativa antiminera, que compromete el futuro del país. El Perú es claramente un país minero, que no puede prescindir de los recursos que esta actividad prodiga y que, con los mismos, podría potenciar otros sectores como la agricultura o el turismo. Este enfoque es irracional y premoderno.

La izquierda criolla ha copado pacientemente gran parte del sistema de justicia y la ha pervertido y politizado, utilizándola para hostigar y perseguir a sus enemigos. En ello “IDL” y Gustavo Gorriti parecen haber tenido un rol estelar. Tienen control casi completo del Ministerio Público y ahora van por el Poder Judicial. El fruto de esta degeneración ha sido el acuerdo vendepatria de los fiscales Pérez y Vela.

La izquierda criolla, conocida como “caviar”, ha copado además la academia nacional. Desde allí se ha constituido en una fábrica de post verdades, sin mucho respaldo en data concreta, es decir un conjunto de prejuicios, de espaldas a la realidad, con la finalidad de instaurar de una forma u otra un pensamiento único propagandizado desde los claustros universitarios.

Y sin duda, hay mucho más. Pienso que aquellos que creemos en las libertades debemos actuar más coordinadamente para hacerle frente a este establisment, a esta aplanadora, con la que pocos quieren disentir. La salud de la república y la democracia está en juego.

Enrique Valderrama Peña

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Olaechea: Blume me dijo que siga con la selección de los tribunos

Olaechea: Blume me dijo que siga con la selección de los tribunos