Enrique Valderrama

Enrique Valderrama

PUNTO DE ENCUENTRO

Acerca de Enrique Valderrama:

Director de la plataforma de opinión Web Punto de Encuentro. Coordinador del Centro para la Democracia Social. Activista Político.





Odebrecht, la corrupción y la indignación ciudadana

Por causa de la corrupción se pierden más de 12 mil millones de soles al año en el Perú, dinero que si se proyecta en 10 años serviría para cubrir la tercera parte de la inmensa brecha de infraestructura a lo largo y ancho del país. Más allá del cálculo económico el daño más grave es que horada la confianza del ciudadano en la democracia y las instituciones de la República. Los corruptos son entonces enemigos de la democracia y debemos actuar sin miramientos pues muchos de ellos creen que somos ingenuos y que podrán mantenerse en la impunidad solo porque son amigos de aquel sector político que predica desde un supuesto pedestal de superioridad moral, pero que no tuvo remilgos de formar parte de proyectos que aceptaron dinero sucio o asesores pagados con dinero sucio para sus campañas presidenciales en 2006 y 2011 y para evitar la revocatoria de 2013.

Hace unos días vecinos y dirigentes sociales de Lima Norte, entre los que destacan el ex Alcalde Israel Ulfe y Jorge Negrete, tomaron la determinación de protestar por el alza injusta del precio del peaje de Puente Piedra. Moverse a esa parte de Lima ahora -en ida y vuelta- costaría 10 soles (5-5). Esta cuestión afecta directamente el bolsillo popular y es ocasionada nada menos que por un contrato altamente lesivo para los intereses limeños que suscribió Susana Villarán, la que implementó 5 peajes con Odebrecht y les dio la posibilidad de implementar 5 más, en una maniobra muy sospechosa y que no debe quedar sin esclarecerse. Esta realidad tampoco quiere ser modificada, en otro hecho extraño, por el actual Alcalde Castañeda.

La protesta fue intensa, llegando al punto de quemar las casetas de cobro del Peaje en imágenes que se han difundido ampliamente. Hay que entender que en el marco del escándalo de Odebrecht se aplica esta alza que ha desatado la justa indignación ciudadana y que anuncia otra movilización para los próximos días. En el Callao un grupo de activistas liderados por Fernando Lynch, José Hernández, Guillermo Gates, entre otros protestaron con una banderola elocuente: “Fuera Odebrecht del Perú y del Callao”.

En otros países -Colombia por ejemplo- se fue más enérgico y se embargó todo a los brasileños. En el Perú las autoridades están siendo muy blandos con este tema; se acepta un pago de 30 millones de soles que es ridículo e insultante para la gente que sabe que Odebrecht ha ganado licitaciones por miles de millones de dólares -el 70% de las mismas durante el humalismo- las cuales ahora deben revisarse exhaustivamente.

Si queremos evitar que el huracán o el cataclismo como refieren Hugo Guerra y Hugo Neira respectivamente para nombrar este escándalo no traiga consecuencias funestas para la estabilidad de la democracia peruana debe actuarse con decisión. Que Odebrecht pague un valor razonable de cara a futuras indemnizaciones pero además debemos anular el contrato que da lugar al peaje injusto, dejarlo sin efecto, así como ese absurdo que Humala hizo con el contrato del Gasoducto que pasó de 1700 millones a 7 mil y pagado además en los recibos de luz de todos los peruanos.

ENRIQUE VALDERRAMA (*)

                                    (*) Coordinador del Centro para la Democracia Social

 





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Fiscal Milagros Salazar: Castañeda Lossio recibió US$ 980 mil de OAS y Odebrecht

Fiscal Milagros Salazar: Castañeda Lossio recibió US$ 980 mil de OAS y Odebrecht