Enrique Valderrama

Enrique Valderrama

PUNTO DE ENCUENTRO

Acerca de Enrique Valderrama:

Director de la plataforma de opinión Web Punto de Encuentro. Coordinador del Centro para la Democracia Social. Activista Político.





¿Un año de circo sin pan? No, dos años y medio

Martín Vizcarra cumple ya un año como Presidente de la República, puesto al que ingresó de manera accesitaria, al comprobarse la relación especialísima e ilegal entre Kuczynski y Odebrecht. Su antecesor demostró además que en más de un año y medio no pudo hacer nada en materia de seguridad ciudadana, por la reactivación económica o por encaminar la lucha contra la pobreza. Su formalización empresarial fue sólo para beneficiar a los grandes y una ilusión, como el “Gabinete de la reconciliación”, para los pequeños. Lamentablemente su parche – o más bien remiendo– nos deja la misma sensación.
Vizcarra no ha avanzando en absoluto en la reconstrucción del norte, a pesar de que el mismo criticó la inacción de su antecesor en ese tema; la inseguridad ciudadana no hace sino más que agravarse, el empleo ha decaído y la pobreza y anemia han avanzando, todo ello a pesar de que el gasto social se ha aumentado considerablemente. En plena emergencia nacional realiza un viaje innecesario y costoso a España. Se ha notado claramente que Vizcarra no ha contado con un plan o una visión del Perú, solo con mucha ambición por el poder. Las decisiones erráticas han alcanzado también la dimensión de ir caracterizando cierta debilidad por la cual algunos sectores están entendiendo que al primer problema pueden realizar paralizaciones para obtener todo lo que piden, como con Kuczynski. Cuestión que más adelante puede resultar explosiva para la gobernabilidad.
Lo grave del nombramiento del abogado y actor Del Solar como premier es que ratifica que no es un nuevo Gobierno, sino que es la segunda etapa de Kuzcynski, igual de ineficiente, de pirotécnica, de frívola y de manchada por la corrupción. Y además sin ningún remilgo de saberse identificada así, cuando la realidad y el país pedían un giro de 180 grados cuando asumió el exgobernador de Moquegua. Es decir –y lamentablemente– no asistimos a un año de estancamiento, sino que estamos ante un Gobierno de más de dos años y medio con unos resultados altamente mediocres.
Recordemos que –sumado a todo lo anterior– desde lo moral el régimen ha quedado seriamente comprometido y golpeado con las denuncias no aclaradas respecto a sus relaciones con Graña y Montero, de la que Vizcarra fue apoderado; con CASA, con Obrainsa, con la misma Odebrecht y hoy está bajo sospecha su trato tan diligente con las empresas españolas, que tras su viajecillo se han visto muy beneficiadas. Cuidado que esto o nuevos lobbies terminen en una vacancia como su antecesor.

Enrique Valderrama

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Blume envía a tribunos proyecto para admitir demanda competencial de Olaechea

Blume envía a tribunos proyecto para admitir demanda competencial de Olaechea