La opción que hoy se juega el Perú es muy clara: o vota por la democracia en sus diversas vertientes o lo hace por el comunismo, en cualquiera de sus diferentes pelajes.
En ese contexto, debemos analizar las razones de la supervivencia y crecimiento del comunismo peruano, a partir de la actual debacle electoral de los caviares que, hábiles en el arte de la infiltración gramsciana, carecen de capacidad administrativa, constituyen un emblema de falsa honestidad y evidente corrupción y han impulsado al país a la terrible crisis por la que atravesamos.
El comunismo, asolapado en el Perú detrás de una careta democrática, crece precisamente porque existe en nuestra Patria una democracia disfuncional manejada por grupos mercantilistas y políticos corruptos acostumbrados a llenarse los bolsillos con el dinero de todos los peruanos y a gozar de una total impunidad.
Todo esto en el marco de una absoluta carencia de escrúpulos y una total incapacidad de gestión que preservan, desde hace décadas, un sistema de salud colapsado y una estructura educativa que se cae a pedazos, amén de la politización marxista y falta de preparación de un elevado porcentaje del gremio de maestros siempre mal pagado.
Los escándalos de corrupción de la última década han puesto en evidencia a toda esta lacra que sigue merodeando el Poder e inyectando dinero sucio a “sus” candidatos para salvar sus pellejos y continuar depredando las arcas fiscales.
El voto ciudadano de hoy 11 de abril es, por tanto, decisivo para la democracia -que, por ejemplo, me permite hoy opinar libremente- y para asegurar en el futuro su propia supervivencia: si la disfuncionalidad, la corrupción y la incompetencia continúan está bien claro que los caviares seguirán medrando y que los comunistas con sus ideas trasnochadas continuarán tratando de llevar al Perú a las horcas caudinas del estatismo totalitario.
Votar por el Perú es votar por la democracia y por quien realmente enfrente el flagelo de la corrupción.
(*) Presidente de Perú Nación
Presidente del Consejo por la Paz

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.