Ernesto Álvarez Miranda

Acerca de Ernesto Álvarez Miranda:





El fujimorismo en guerra

Nuestra política criolla parece ahora una encarnizada batalla en la que el aniquilamiento del rival parece ser el único objetivo. Se combate en diversos escenarios con el convencimiento de quien defiende su honor y su hogar; no les falta razón, pues lo que empezó sumando votos en una búsqueda del mal menor, se convirtió en odio acérrimo y deseo por destruir a Fuerza Popular, compartido por igual en la Tiendecita Blanca y en el comedor de San Marcos. Los mismos que aplaudían y festejaban los evidentes acercamientos de Kenji a Palacio para liberar de cualquier forma a su padre, se indignaron por el intento desesperado por buscar una salida legislativa para permitir que el expresidente termine sus días en su hogar, con prisión domiciliaria, que fue lo que propuso Lourdes Flores desde un inicio.

Cuando los naranjas debatían por el indulto mal concedido e indefectiblemente anulado, los antifujimoristas cargaron contra Keiko logrando meterla en la cárcel por aportes efectuados a su partido, sin que hubiese gobernado ni una municipalidad provincial y sin tener en cuenta los fundamentos de la actual jurisprudencia constitucional, nítidamente contraria a la prisión preventiva. El fujimorismo entero ha sido notificado que el odio no diferencia entre Alberto, Keiko o Kenji, la intención es destruirlos como movimiento y para ello, sus enemigos no dudarán en ordenar que sus mejores cuadros usen las normas legales para apresar a sus dirigentes y militantes, como si se tratara de un retorno al pasado toledista. No obstante, si la semana pasada Fuerza Popular temía la división y el debilitamiento, hoy podría estar fortaleciéndose nuevamente, reencontrándose con su núcleo duro, pues el ataque que ahora sufren alimenta su sentido de pertenencia. Los apristas saben bien que los partidos se construyen con ideas, pero se forjan en la persecución.

No parece haber ya espacio para la negociación, que se hubiese podido consolidar otorgando garantías al grupo de Choquehuanca de no ser procesados, concentrándose la labor fiscal en Toledo y Ollanta. El fujimorismo que pecó de ingenuo al enfrentar a los medios, al creer en que se trataba de cuatro proyectos, y al votar por la no reelección por temor a la disolución, podría quedar sin mayoría parlamentaria cuando Palacio haga Cuestión de Confianza por la salida de Chávarry. Con toda la prensa en su contra, con el Estado dispuesto a su aniquilamiento, tendrá que asumir una campaña electoral por su sobrevivencia.

 

 





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Vladimir Cerrón: PJ suspende orden de prisión efectiva en su contra

Vladimir Cerrón: PJ suspende orden de prisión efectiva en su contra