Ernesto Álvarez Miranda

Acerca de Ernesto Álvarez Miranda:





La Reforma Política del Ingeniero

Para quien piensa con malicia, el Perú sufre una bien orquestada campaña para destruir la institucionalidad democrática, quebrando a los órganos constitucionales, a los partidos políticos y a los personajes que se atrevan a interferir con la estrategia que apunta a trasladar el poder de éste y del próximo Congreso, hacia unas pocas ONG que actúan al margen de todo control del Estado. Obviamente, no comparto esa visión pesimista de la actual situación en mi país. Quienes sospechan, piensan que las sucesivas reformas que han destruido a los partidos políticos, cargándolos de obligaciones burocráticas mientras que se facilita la postulación de aventureros en listas independientes, fueron propuestas por los mismos politólogos, más cercanos a la dictadura velasquista que al socialismo democrático, con la intención de debilitar la representación política, sustento de la democracia moderna.

Es solo una casualidad que esos mismos personajes hayan propuesto prohibir el aporte de empresas e individuos a las campañas electorales, quienes también quieren convertir en delito el que una organización religiosa o la Confiep contribuya a una causa afín a sus ideales, pero sí permite expresamente que una ONG extranjera pueda financiar la campaña del candidato que represente su agenda.  Open Society de Soros y Planned Parenthood, acusada de traficar con órganos de niños abortados apenas antes de nacer, sí podrían influir decisivamente con la fuerza de sus millones.

Sería producto del azar que nuestro Presidente ingeniero haya logrado arrinconar a un Congreso sin dirección, para vaciar de contenido al ejercicio mismo de la política al prohibir la reelección parlamentaria, regional y municipal. Obnubilado por las dudosas encuestas que sus asesores le ponen en la mesa, ese mismo Presidente está empeñado en forzar la eliminación de la inmunidad parlamentaria, a pesar de que esta institución es indispensable, es parte de la Constitución Histórica peruana, protege a jueces, ministros y presidentes que enfrentan a los poderosos. Las reformas no se hacen para castigar sino para construir un futuro mejor.

Creo que el ingeniero es una persona bien intencionada a la que han hecho creer que, faltando dos años para que se diluya definitivamente el efímero poder que ahora disfruta, debe olvidar las urgencias de su país para dedicarse a destruir a los adversarios de sus asesores. La reforma política ocupa sus dias y sus noches, mientras que no mejora la seguridad ciudadana ni la educación pública, ni se superan los obstáculos para los grandes proyectos.





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Milagros Salazar: “Vizcarra abusa de su poder y no respeta a Aráoz”

Milagros Salazar: “Vizcarra abusa de su poder y no respeta a Aráoz”