Ernesto Álvarez Miranda

Acerca de Ernesto Álvarez Miranda:





La reforma urgente

Kenneth Wheare defendía la idea de una constitución que recoja principios fundamentales: una fórmula de separación de poderes, reglas de protección de libertades y para la reforma de su texto. Lo menos posible, así podría ser respetada y sería menor la necesidad política de violar sus normas. Lo recuerdo al releer los proyectos de reforma que hoy sirven de pretexto para la discusión académica.

Por regla general, todo aquello que se refiera al sistema electoral debe ser materia de leyes y no del texto constitucional. No es conveniente fijar el número de parlamentarios, tampoco el ámbito de su representación. Ya bastantes problemas ha causado la apresurada decisión de regionalizar sobre la base de los departamentos, para aprobar una ‘macrorregionalización’ en dos meses y en medio de una grave confrontación política. Sí, y en forma definitiva, debe permitirse el retorno del Senado como una fórmula eficaz de control mutuo entre las Cámaras y, al mismo tiempo, una oportunidad para que los grupos sociales y la academia reaccionen ante proyectos de ley aprobados pero que requieran reflexión y mejora, pues la actual ‘segunda lectura’ por el mismo pleno congresal ha sido inútil.

Conviene enfocarse ahora, en forma urgente, en aprobar en el Congreso una fórmula para la composición del futuro CNM. Como lo útil es enemigo de lo perfecto, sería necesario partir de la iniciativa del Ejecutivo, un concurso público donde se seleccione a cinco consejeros,  pero como la cifra otorgaría demasiado poder a cada uno de ellos, podría completarse con un representante de las facultades de derecho públicas y otro de las particulares, que correspondan en ambos casos, solo a universidades licenciadas.

Uno de los soportes de la corrupción judicial ha sido la posibilidad de componer las salas y juzgados con provisionales y suplentes, cuya permanencia estaba supeditada a la subordinación de sus decisiones jurisdiccionales al respectivo presidente de Corte del distrito judicial. Con el financiamiento del MEF y una evaluación de las hojas de vida, es posible cubrir esas plazas a nivel nacional, evitando los exámenes enciclopédicos que servían para alejar a juristas de prestigio y trayectoria, e incluso, para la venta de las respuestas.

En medio de la guerra política, confío en que algún combatiente sensato logre una corta tregua, como las que sirven para recoger heridos, que permita un rápido consenso para aprobar la reforma constitucional en materia del CNM y el Senado, y así permitir un referéndum sin perdedores.





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Olaechea: “Invoco a Vizcarra a rectificarse públicamente de lo dicho en audios”

Olaechea: “Invoco a Vizcarra a rectificarse públicamente de lo dicho en audios”