Ernesto Álvarez Miranda

Acerca de Ernesto Álvarez Miranda:





Maquiavelo no asesora al fujimorismo

Se afirma que todas las acciones políticas deben tener un propósito partiendo de una correcta percepción de la realidad y de las propias necesidades. Así, el florentino hubiera desaprobado que la lideresa del fujimorismo promoviera la vacancia del presidente Kuczynski sin que esa acción fuese necesaria para lograr el objetivo mayor, la campaña del 2021. Sus enemigos siempre quisieron vender la idea de que FP era obstruccionista a pesar de haber autorizado legislar al Gobierno; conscientes de ello y de la innegable consistencia de las acusaciones contra PPK, era menos riesgoso trasladar el problema hacia la administración de justicia, aunque significara esperar hasta el final de su mandato.

Es difícil mantener altos niveles de aceptación en la opinión pública si se tiene en contra a los principales medios de comunicación; cambiar esa situación pasaba por una intensa campaña de acercamiento y negociación, no por prohibir contratar publicidad estatal, la principal fuente de ingresos de muchas empresas periodísticas. Se debió considerar que la ley prohibitiva no se sostendría ante el Tribunal Constitucional.

Contando con una amplia mayoría parlamentaria, sí era posible acercar posiciones con PPK tan pronto se conoció el resultado electoral. La diferencia entre un político preparado y cualquier otra persona es el necesario control de emociones y exteriorizaciones. Los objetivos de Kuczynski no eran contradictorios con la prioridad natural de KF con vista al 2021, se debió de realizar un intento serio de elaborar un programa común, incluso un gabinete concertado, que diera viabilidad a los grandes proyectos que el país necesita y reclama.

En el 2011 políticos y periodistas asistían felices a las fiestas que organizaba Odebrecht, ignorando la existencia de una caja especial destinada a las coimas y aportes, siendo el origen del efectivo la actividad legal de esa empresa y de sus socias; además, será difícil sostener la hipótesis de que un partido en campaña electoral es una organización criminal, figura indispensable para el tipo de lavado de activos, aunque se pruebe la receptación y pitufeo de los aportes. No existirían indicios de que el dinero recibido hubiese tenido otro destino que la campaña misma y KF no llegó a ser presidente, por lo que no tuvo la posibilidad de otorgar ventajas indebidas a las empresas aportantes. Así, se presume que en instancias superiores el planteamiento de la Fiscalía será derrotado, pero el daño a la imagen de KF difícilmente podrá corregirse.





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Oliva denuncia a Heresi ante Ética por agresión verbal

Oliva denuncia a Heresi ante Ética por agresión verbal