Los personajes de Samuel Beckett, Vladimir y Estragón esperaban a Godot quien probablemente podría llegar al día siguiente, según les informaba cada noche el empleado de éste. Así nos tiene el roji-morado Francisco Sagasti y su gabinete con la vacuna: pronto, ya viene, en cualquier momento, mañana. Nada, como Godot quien jamás aparece en esa tragicomedia obra cumbre del teatro del absurdo, tan disparatada como la desgracia que padece nuestro país por la inutilidad del señor de los pañuelos, heredero de todas las mañas de su predecesor, Vizcarra el pillo.

El declamador vallejiano anunció que las dosis procedentes de China arribarían el 7 de febrero vía KLM-Air France, pero luego la premier Violeta Bermudez dijo que habría demoras pues KLM no está volando a ese país. La mentira fue desenmascarada por el periodista Beto Ortiz, en su programa del jueves cuando mostró el comunicado de la Embajada de los Países Bajos (Holanda) informando que KLM-Air France trasladaría la carga cuando estuviera lista en el punto de embarque, es decir que Sinopharm no tiene listas nuestras vacunas. Sagasti y Bermudez son continuadores de la línea embustera de Vizcarra quien anunció en setiembre 2020, la falsedad de la adquisición de 9’900,000 de dosis de la vacuna de Pfizer. Desde entonces, cual Vladimir y Estragón, esperamos a un Godot que nos dicen probablemente llegue mañana, aunque en la obra nunca aparece.

El jueves Sagasti estrenó el formato “micro mensaje minuto y medio”, nueva arma de manipulación de las expectativas de la población. Dijo que Pfizer entregará 250 mil dosis en marzo y 300 mil en abril como parte de un total de 20 millones que suministrarán en los meses siguientes y que para junio contaremos con 5’050,000 de dosis de esa vacuna que requiere una cadena de frío de -70ºC, en un país dónde es prácticamente imposible llevar helados de Lima a Iquitos. El micro mensaje fue una relación numérica de las dosis por venir. Lo que no explicó es que eso significa que para mediados de año menos de 10% de la población podrá ser inmunizada contra el Covid-19 (sin contar la merma, que reducirá drásticamente ese porcentaje). Seremos los apestados de la región. Dijo, además, que el embarque de las vacunas chinas estaban aseguradas para el 13 de febrero. Beto Ortiz destruyó también esa patraña al dar cuenta que DHL, encargada de la logística, comunicó que por el año nuevo chino todas las actividades están suspendidas en ese país del 12 al 17 de febrero, aunque hoy el gobierno informó del embarque de un pequeño lote que llegaría el domingo. Esperemos.

Los fracasados, profesores, oenegeneros y burócratas internacionales sin brillo ni huella conforman el gobierno más incompetente, mitómano, criminal y frívolo que ha sufrido el Perú en los últimos cuarenta años.