Dra. Estela Inga

Dra. Estela Inga

SALUD MENTAL PARA TODOS

Acerca de Dra. Estela Inga:





Inseguridad ciudadana, delincuencia y estrés postraumático

La inseguridad ciudadana y la delincuencia son problemas sociales que surgen en poblaciones de diferente nivel de desarrollo económico, múltiples rasgos culturales, diferentes ideas políticas y diferentes valores. La desocupación, la pobreza, las carencias alimentarias, la falta de servicios de salud y la educación insuficiente, son el caldo de cultivo para la criminalidad. La poca efectividad de nuestras instituciones que proveen seguridad y justicia hace que la impunidad se imponga. Si alguien roba y llega a quitar la vida a su víctima es porque el beneficio es mayor que el riesgo de ser detenido o apresado.

Vivimos en épocas de zozobra, miedo al crimen, miedo a ser asaltados. Un gran porcentaje de la población ha sido asaltado alguna vez, encañonado, amenazado de vida o en su integridad física para ser despojado de sus pertenencias; asimismo la observación de otra persona que ha sufrido heridas o ha muerto como resultado de un asalto deja secuelas. ¿Cuáles son las reacciones ante un evento traumático de esta naturaleza? Fatiga, insomnio, retraimiento, irritabilidad, impulsividad, estallidos de cólera, pesimismo, sueños perturbadores asociados con el evento, sensación de revivir la experiencia (flashbacks), respuestas de alarma exagerada, hipervigilancia, evitación de los lugares asociados, crear aniversarios de la situación traumática, incapacidad para expresar sentimientos de amor, alteraciones de la capacidad de concentración y memoria, ansiedad, depresión, dificultades en lo laboral y lo social, automedicación; son los síntomas más frecuentes. Los niños y los de edad avanzada son los más vulnerables y son menos capaces de manejar las secuelas. Los sujetos con mayor confianza en sí mismos retornan con mayor rapidez a sus actividades. Los síntomas pueden resolverse en el transcurso de algunas semanas.

En caso de no ser así, duerma bien por lo menos 6 a 8 horas diarias, aliméntese bien, relájese, realice actividades recreativas, valore más a su familia, desarrolle su vida espiritual; su cuerpo y su alma necesitan reposo. La ayuda oportuna del entorno familiar, del entorno social y la asistencia de un psiquiatra le otorgarán una mejor evolución y restablecimiento. Tome precauciones para su seguridad y enseñe por su experiencia que durante un asalto es mejor: mantener la calma, no realizar movimientos bruscos, no resistirse. Las cosas materiales vienen y van pero la salud mental, la vida y la paz son invalorables. (*) Médico psiquiatra.





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Copa América 2019: Perú no pudo ganar ante Venezuela (0-0)

Copa América 2019: Perú no pudo ganar ante Venezuela (0-0)