Por José F. Callo Romero

Según la División de Investigación de Delitos de Alta Tecnología (Divindat) de la Policía Nacional, cada mes se registran cerca de 3004 denuncias de delitos informáticos en promedio.

Una de las estafas más comunes es el phishing, técnica que usan los ciberdelincuentes para engañar a los usuarios a través de páginas falsas de comercios electrónicos o bancos para robar su información y datos bancarios.

Conversando con especialistas de Bitdefender, nos recomendaron consejos prácticos, para que la experiencia de compra en línea sea más segura y satisfactoria. A saber:

Use sus propios dispositivos para la realización de una compra online. Recuerde, su dispositivo debe tener actualizado su sistema operativo y navegadores; y contar con un antivirus.

Evite comprar cualquier cosa mientras está conectado a una red Wi-Fi pública (como las de centros comerciales o aeropuertos). Utilice una solución de pago dedicada para conectarse de forma segura a su cuenta bancaria o sitio web de pago desde un punto de acceso público sin cifrar.

No compre un producto anunciado a través de mensajes de correo electrónico no solicitados. Puede ser una oferta increíble, pero lo más probable es que sea falsa. Es mejor buscar la empresa, comercio o escribir el link de la página. Este tipo de modalidad es muy común y se llama Phishing.

Elija tiendas web con certificados SSL para confirmar su identidad. Una URL que comience con HTTPS y un candado deben indicar que está en la página correcta.

Mantenga actualizados su navegador, su software y su antivirus. Los troyanos bancarios y el malware basado en rootkit son una amenaza real. Estos roban información bancaria, transacciones o incluso inician sesión en sus cuentas bancarias en línea mientras se colocan en su sistema.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.