Columnista - Fabiola Morales Castillo

No vale tirar la toalla

Fabiola Morales Castillo

Catedrática Universitaria, Doctora en Comunicación y Ex-Parlamentaria (2001-2011)

4 ago. 2019 02:20 am
A+

Los Juegos Panamericanos que, por primera vez se realizan en nuestro país, están en pleno desarrollo y nuestros deportistas peruanos nos han regalado, hasta el momento, una docena de medallas de oro, plata y bronce; fruto de su disciplina y constante esfuerzo, por encima de múltiples dificultades para cumplir con sus metas.

Estos juegos que, nos han abierto una ventana al mundo, por su impecable inauguración y organización, contrastan con la situación política por la que estamos pasando; principalmente, con el anuncio del Presidente Martín Vizcarra, proponiendo adelanto de elecciones generales y que “se vayan todos”. Lo cual ha creado una sensación de zozobra e inestabilidad innecesaria.

Los abogados, han opinado sobre la validez constitucional y las salidas posibles a esta propuesta, dando gusto a todos los bandos; sin embargo, sea cual fuere la decisión que está en manos del Congreso de la República, el sorpresivo anuncio del Presidente, nos devuelve a un escenario por demás peligroso, porque de algún modo “rompe la continuidad democrática”, sin necesidad alguna y nos coloca a un nivel de país inconsistente y hasta frívolo. No es el caso de Colombia, aun con todos los graves problemas que afronta y muchos otros países de nuestro perfil.

Se dice que con esta decisión está de acuerdo el pueblo y que es necesario darle gusto. ¿Cuál pueblo, el mismo que eligió a este Congreso y a PPK como Presidente? No se construye ciudadanía sino muchedumbre cuando al pueblo se le manipula y desinforma constantemente. Es por eso que el Estadista debe, muchas veces, mirar más allá, al largo plazo, hacia el horizonte tranquilo y límpido, antes de tomar decisiones basadas en el “humor” o el “cuchicheo” de quienes le rodean.

Esperábamos que el Presidente, como los deportistas que participan en los Juegos Panamericanos, hiciera su mejor esfuerzo y se abocara, como dijo al inicio del Mensaje por Fiestas Patrias, a la construcción y reconstrucción de la infraestructura, para lo que “NO” necesita ponerse de acuerdo con el Congreso. Esperábamos que anunciara dos años de trabajo duro, para que su herencia, como buen ingeniero, fueran sus obras. Pero jamás que tirara la toalla.

Un Estadista, tiene olfato para saber qué puede o qué no puede hacer en bien del país, en el poco tiempo que dura un mandato presidencial. Evidentemente, querer hacer una Reforma Política y una Reforma del Poder Judicial, era en este caso, querer “meterse en camisa de once varas” –como dicen en Piura- Estas reformas requieren de un gobierno sólido, no de uno que ha nacido de las “circunstancias”.

Pero, pareciera que el Presidente no ha sabido rodearse de buenos colaboradores ni asesores que los hay, no ha sabido rodearse de políticos con visión que los hay, no ha sabido rodearse de profesionales con experiencia que los hay; y las consecuencias de estas decisiones las sufre el Perú, las sufrimos todos ahora y en el futuro.

Si el entendimiento con el Congreso de la República era casi imposible, lo cual es una falacia mediática, más que realidad; siempre hay maneras y caminos para sacar adelante un gobierno. No se puede ver como un acto de “valentía”, como ha dicho el Presidente del Consejo de Ministros, tirar la toalla y no terminar un mandato, no sólo por el alto costo económico, sino sobre todo, por nuestra “buena reputación como país”. Hay que aprender de los buenos deportistas como Inés Melchor y Gladys Tejeda, sin aliento y sudando la gota gorda, pero llegan hasta la meta.

Post Relacionados

¿Qué pasará con la economía popular?

El Gobierno acaba de extender por dos semanas más la cuarentena en el país, porque “ha descubierto” que las colas en los bancos, el caos en paraderos y en los mercados, se han convertido en principales focos de contagio del Covid-19; sin embargo, parece no darse cuenta que mientras más días estemos parados, la pobreza

Mucho más que aplausos

El personal médico y sanitario en el Perú, jamás se imaginó que el ya alicaído Sistema de Salud se vería enfrentando una pandemia de tal magnitud, como es el Covid-19. Pero, de un momento a otro, al “paciente cero” le seguirían docenas, centenas y ahora miles de contagiados en todo el país que, difícilmente, pueden

El éxodo a las regiones

Desde que el Gobierno lo autorizó, los grupos de personas y familias que han decidido volver a sus casas en provincias es cada vez mayor, a 40 días de confinamiento por la pandemia del Covid1-9 y, habiendo perdido sus trabajos, muchos prefieren volver junto a los suyos, para compartir lo poco que puedan conseguir entre