Me dirijo a la Fiscal de la Nación con la integridad y verdad que los periodistas decentes tenemos. ¿Por qué en la Segunda Fiscalía de Lavado de Activos dos fiscales se han puesto nerviosos? ¿Qué esconden por la forma vengativa con la que proceden frente a un caso difamatorio contra un periodista en el cual nunca quisieron dar la cara, y que pudieron zanjar hace tiempo transparentemente frente a mí o al colega José Briceño, actual secretario general del CF de la Federación de Periodistas del Perú?

Ocurre que hace unos años hice un comentario periodístico por YouTube al libro del querido Chema Salcedo, titulado “El fundador de Gamarra. De ambulante a magnate” (biografía de Vicente Díaz), y como consecuencia de ello recibí un furibundo ataque de uno de los hijos del empresario gamarrino.

Pero el hijo, con absoluta mala fe, tejió su teoría de conspiración, recurriendo a la fiscal Marita Barreto con fotos antojadizas como suele hacerlo, e hizo un silogismo absurdo, al tratar de relacionar fotos de la casa de su padre donde aparece junto al doctor Raúl Chanamé y el periodista Julián Cortez, con otras fotos de distinto tiempo y lugar, donde está Cortez en su casa en el cumpleaños de su esposa, junto a María Teresa Braschi, José Rocha y mi persona, con lo cual quería jalar de los cabellos una relación mía y con su padre a través del colega Cortez, por cierto de manera infantil, injusta y falaz.

Ante el agravio del hijo de Vicente Díaz hice dos cosas: uno, poner en conocimiento del Centro Federado de la FPP ese ataque a la libertad de prensa por comentar el libro de Chema; y, dos, acudir a la Segunda Fiscalía de Lavado donde conversé con la doctora Barreto y después solicité por Ley de Transparencia precisiones sobre el proceder calumnioso de su testigo, a lo que respondió que yo no era parte en la investigación y que para mayor información acuda a las audiencias del caso, que son públicas.

Para esto el colega José Briceño, que es uno de los periodistas de investigación más serios y que incluso aporta mucho al Ministerio Público para desentrañar mafias de tierras alrededor de Lima, documentó que algo extraño e irregular ocurre dentro de la Segunda Fiscalía de Lavado. ¿Qué es? (el relato continuará).

@Rafael RomeroVas