Fonavi: No hay deuda que no se pague

Fonavi: No hay deuda que no se pague

No hay plazo que no se cumpla ni deuda que no se pague. Así las cosas, el Congreso ha aprobado una ley (12/1/22) para que se devuelvan -a un millón de peruanos- el total de los aportes al Fonavi (Fondo Nacional de Vivienda), que fueron descuentos mensuales realizados durante un periodo de 19 años (1979-98), que equivaldrían a 17 sueldos por trabajador, monto que asciende a S/ 7,000 millones (80% de descuento a los trabajadores y 20% por aporte de los empleadores); suma que al ajustarse con el Índice de Precios al Consumidor llega a S/42,000 millones.

El Fonavi fue creado durante el gobierno militar de Francisco Morales Bermúdez (Decreto Ley 22591), con un fondo revolvente, emulando al fondo mexicano (Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores).

La experiencia peruana resultó calamitosa. Si bien se construyeron complejos habitacionales en el Segundo Gobierno de Fernando Belaunde (como las Torres de Limatambo, etc.) y en el primer gobierno de Alan García, en el Gobierno de Alberto Fujimori, después del golpe (5/4/92), los fondos se utilizaron para obras de saneamiento y electrificación en asentamientos humanos, en construcción de centros comunales, en vías locales, entre otros. Para remate, el Fonavi se liquidó luego de un sospechoso incendio de los archivos (27/08/1998).

La obligación de la devolución fue zanjada hace más de diez años por un referéndum (Ley 29625-3/10/10) y, si bien una ley similar fue promulgada por Mirtha Vásquez como presidenta del Congreso (Ley 31173-27/4/21), la devolución fue bloqueada por el exministro de Economía Waldo Mendoza argumentando, sin rigor, que la deuda era cien mil veces mayor: “implica devolver S/ 3,835 billones equivalente a 50 veces el PBI actual de China” (5/5/21). Un chiste. Hasta la fecha, el MEF ha cumplido con devolver desde enero de 2015 apenas el 3% de la deuda (S/ 1,347 millones). Es decir, un promedio de S/1,250 por extrabajador. Queda aún pendiente el 97%.

El presidente de la Federación Nacional de Fonavistas–Fenaf, Luis Luzuriaga, sugiere que el ministro Pedro Francke honre la deuda, en ocho cuotas anuales de S/ 5,000 millones, con cargo a la partida de Planeamiento y Reserva de Contingencia que para el 2022 bordea los S/ 27,850 millones” (9/12/21). Si se toma en cuenta que la mayoría de los fonavistas (99%) son de la tercera edad, muchos de ellos sin pensión, el ministro Francke, que es proclive a regalar bonos, haría bien en expedir sin mayor dilación el primer Bono Fonavi 5000.

Durante el debate, el congresista Carlos Anderson señaló que “esta es una ley para que se cumplan las leyes”, pues se ha estado devolviendo los aportes que hicieron los fonavistas, pero ahora también se devolverán los aportes de los empleadores, acotando: “No hay iniciativa de gasto, porque el Fonavi es una deuda pública, tanto que el Marco Macroeconómico Multianual la consigna como deuda contingente”.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.