La Federación de Periodistas del Perú, presidida por el doctor Ángel Sánchez, ha consolidado en estos años de gestión la trayectoria histórica del gremio, en el sentido de ser un referente clave, entre sus pares de América Latina, para la defensa de la libertad de prensa, dentro de la cual las unidades de investigación de los medios son la punta de lanza contra la corrupción y la arbitrariedad. ¿Qué es el periodismo de investigación?

Antes de responder la pregunta, cabe primero saber qué significa “investigar”. El doctor Lucas Lavado, académico y profesor de filosofía del derecho, precisa que “investigar” es “buscar” conocimientos, información, etc., para comprender el mundo. Además, el doctor Lavado, citando a Mario Bunge, dice que la investigación no nace de un vacío conceptual sino frente a algún aspecto material o puntual, y a partir de aquí surge la pregunta que nos llevará a la hipótesis de una investigación.

De otro lado, en periodismo conocemos lo que es el “dato disparador”. Es cuando a partir de cualquier hecho, aparentemente simple, se esconde una historia, una narrativa o una investigación propiamente dicha. Sobre esa base, la respuesta a la pregunta acerca de qué es periodismo de investigación, la proporciona David Kaplan, del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación: “es el reportaje sistemático, profundo y original. Es formular hipótesis. Los buenos periodistas de investigación tienden a pensar como un procurador público honesto o un buen detective de policía”.

Kaplan también pondera la difícil labor de buscar y encontrar hechos que sustenten la hipótesis, y para eso “se utilizan muchos registros públicos”; cuantos más datos, mejor, cruzándose esta tarea con el llamado “periodismo puro” y “periodismo de datos”. Kaplan plantea que en este proceso los reporteros hablan acerca de seguir las “pistas”, sobre todo recogiendo lo que está en el registro y el archivo públicos, material que luego es analizado para saber qué está pasando en la realidad.Kaplan evidencia que al “hacer públicas las cosas que se descubren, y que muchos

quieren que se queden en lo oculto”, aparecen los riesgos, la persecución, el acoso, las falsas denuncias o simplemente el amedrentamiento desde el poder. Por eso al periodismo de investigación también se le llama “periodismo de indignación”. Pero la FPP, por principio, defiende el derecho a informar y el derecho a recibir información, sin los cuales se proscribiría al periodismo de investigación.

@RafaelRomeroVas