Francisco Diez Canseco T.

Acerca de Francisco Diez Canseco T.:



El deber con la patria no tiene precio

“Nunca reclames nada para que no crean que mi deber tuvo precio”.

Estas son las últimas palabras de la carta que, el 22 de mayo de 1880, días antes de inmolarse, dirigió el coronel Francisco Bolognesi a su amada esposa en forma premonitoria y en la que también resuena un latigazo que marca la historia del Perú: ”Dios va a decidir este drama en que los políticos que fugaron y los que asaltaron el Poder, tienen la misma responsabilidad”.

En estas horas aciagas para la República es indispensable reflexionar sobre el legado inmortal de nuestro héroe que fue conscientemente a un sacrificio que enaltece a todos los peruanos y rescata nuestra dignidad como Nación en una de las coyunturas más oscuras de esa historia en la que la desunión, la miopía, el egoísmo y los intereses creados jugaron un papel fundamental para la derrota que aún pesa en nuestra alma colectiva.

139 años después quienes hoy y desde hace muchos años detentan las riendas del Poder en el Perú no han asimilado un ápice del mensaje de amor profundo a la Patria y absoluto desprendimiento cívico de Bolognesi, empeñados como están en una lucha fratricida por ese Poder que tan mal administran y que tan bien aprovechan para ganar notoriedad y llenarse los bolsillos.

No comparto, sin embargo, el criterio de Vargas Llosa de que en algún momento se jodió el Perú. Así como de los escombros de la guerra del Pacífico se va reconstruyendo con sustantivas variantes un país traumatizado pero diferente, hemos emergido de una u otra crisis gracias a la entereza y persistencia de una inmensa y silenciosa mayoría que siempre empuja el carro a pesar de enormes vicisitudes y que nunca pierde la esperanza de edificar el Perú al que aspiraron Bolognesi y Grau y quienes pusieron el pecho en defensa de la Patria.

Pero ya basta de engaños y manipulación correlato de la ignorancia, la improvisación, la ineptitud y la rampante corrupción de quienes manejan el país a su antojo: lo que hoy vivimos es consecuencia de todo lo antedicho pero abre también la oportunidad para una Revolución Pacífica que no solo elimine la corrupción sino que promueva la integración de nuestra nación en torno a los valores e ideales que, de una u otra forma, han mantenido vigente la idea de la Patria pese a la degeneración de gran parte de la clase dirigente.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Incluyen a Nadine Heredia en investigación por “Club de la Construcción”

Incluyen a Nadine Heredia en investigación por “Club de la Construcción”