Francisco Diez Canseco T.

Acerca de Francisco Diez Canseco T.:



La trampa comunista

La nueva ofensiva del comunismo en el Perú es de película y pretende vendernos, a través de este medio audiovisual, una imagen “documental” de la fracasada Reforma Agraria de la dictadura de Velasco Alvarado ejecutada con base en la teoría y praxis marxista de la lucha de clases , tal y como se refleja en la propia sinopsis de “La Revolución y la Tierra”: “La larga lucha por la tierra buscó derrumbar aquella muralla entre patrones y siervos que sigue dividiendo al Perú hasta el día de hoy”.

Si hay algo que no existe el día de hoy en el Perú es esa supuesta “muralla entre patrones y siervos”. En nuestro aún deficiente sistema democrático, el 98 por ciento del empleo es generado por mypes que responden a la creatividad y la chamba de miles de pequeños y medianos emprendedores que han construido una gigantesca economía popular y que requieren ser formalizados.

Ahí los patrones son siervos de sus propias y legítimas aspiraciones económicas y la movilidad vertical de nuestra sociedad se pone en evidencia día a día, tal como ocurre con nuestras comunidades campesinas en donde no hay patrones pero sí una extensa propiedad privada que requiere de un mayor apoyo por parte del Estado, sin subsidios.
Nada que ver con la fracasada Propiedad Social calcada de los “sovjoses” o granjas colectivas soviéticas por la dictadura velasquista ni mucho menos con la Comunidad Industrial recetada por los ahora reciclados caviares o con la otra piedra angular de esa fraudulenta y obsoleta “revolución”: la estatización de los medios de comunicación en el mejor estilo de los regímenes totalitarios manejados por los rojos que también, dicho sea de paso, constituyó otro enorme fracaso: al cierre de la dictadura, los medios de comunicación estaban en quiebra social y económica mientras florecían otros medios independientes y, por cierto, críticos del régimen.

Está claro que los comunistas reciclados y con máscara democrática quieren nuevamente vendernos el sebo de culebra de que las crisis estructurales demandan un cambio del sistema político y se requieren esas dictaduras del proletariado que condujeron a los regímenes totalitarios más vergonzosos de la historia como los encabezados por Stalin, Fidel Castro, Kim Il Sung y sus herederos y el propio Hugo Chávez y su sucesor Maduro.

Para ello juegan con la verdad histórica y el desconocimiento de esos pasados oprobiosos por parte de las nuevas generaciones que pueden caer en la trampa comunista por un idealismo mal entendido y ante la evidencia de un sistema democrático que requiere, como lo planteamos en Perú Nación, de una urgente Revolución Pacífica para que exista justicia social en el marco de un pleno respeto por las libertades públicas.

Las lecciones de la historia deben ser difundidas con una objetividad de la cual carecen los comunistas empeñados en vender las inexistentes bondades de un sistema que jamás logró el cacareado objetivo de pasar del socialismo de Estado al comunismo o sea a una sociedad sin clases.

Por el contrario, creó miseria, desigualdad y explotación.

(*) Presidente de Perú Nación
Presidente del Consejo por la Paz



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Se pierden miles de bonos para casas de policías y militares

Se pierden miles de bonos para casas de policías y militares