Francisco Diez Canseco T.

Acerca de Francisco Diez Canseco T.:



Lobos con piel de cordero

Hace unos días, la Sra. Josefa, lideresa aimara del sur de Puno -donde se asienta la Nación Aimara- me decía: “Espero que no se olvide de nosotros cuando llegue al Congreso porque aquí vienen los políticos, ofrecen de todo y luego incumplen todo”. Y esa es la pura verdad: además de ofrecer el oro y el moro sin propósito real de cumplimiento, hace muchos años vemos cómo la demagogia rampante y la corrupción impune de buena parte de los miembros de la subclase política peruana burlan las expectativas de millones de compatriotas esperanzados en la satisfacción de sus justas necesidades. Este sebo de culebra es también parte de la patraña comunista: lobos con piel de cordero, incapaces de una autocrítica real del fracaso generalizado del sistema totalitario que preconizan, pretenden vender el futuro con un seudo Estado de bienestar cuyo ejemplo emblemático es hoy la catástrofe de Venezuela en donde el cinismo y la inmoralidad de Maduro y sus adláteres no puede ocultar la tragedia de un pueblo engañado, empobrecido y privado de libertades públicas.

Y el comunismo peruano respalda a Maduro pese a que tenemos un millón de inmigrantes venezolanos a cuestas en nuestra Patria como consecuencia de las condiciones infrahumanas a las que ha llevado a su país ese dictador que se sostiene bajo la política de la mentira y con el apoyo de una coimeada cúpula militar y el respaldo de regímenes también dictatoriales como el de Putin que ha sostenido todos estos años al genocida sirio Al Assad. La respuesta a ambas opciones es muy clara: tenemos que revaluar el sistema democrático, dentro del marco de una economía social de mercado, mediante políticas efectivas de lucha contra la corrupción que impliquen también el pago efectivo de la Deuda Social y el desarrollo de una educación cívica que restaure los valores perdidos para poner en evidencia que, recordando la frase de Churchill, la democracia es el peor de los sistemas pero es mejor que todos los demás. El desafío de las próximas elecciones legislativas es precisamente ese: el de presentar propuestas originales y renovadoras para ser refrendadas por un Congreso, también renovado con personas honorables y capaces, que lleve a cabo la difícil tarea de elevar la mínima credibilidad de nuestras instituciones públicas y recupere la perdida institucionalidad política de nuestro país.

Al respecto, Perú Nación ha planteado como primer paso con huella en la lucha contra la corrupción la creación del Consejo Nacional de Moral Pública (CNMP) como órgano de control externo de los organismos del Estado y, fundamentalmente, del Poder Judicial y del Ministerio para botar a los corruptos ya que está comprobado que entregarle a los propios depredadores el manejo de las normas anticorrupción no tiene sentido alguno: otorongo no come otorongo. Es necesario también confrontar ideológicamente a los comunistas para poner al fresco esa farsa democrática y en amplio conocimiento de la ciudadanía los alcances de su anhelada Asamblea Constituyente destinada a crear en el Perú un sistema económico estatista cuyo objetivo real es sentar las bases de un régimen totalitario al estilo de lo que ya intentó Velasco con el apoyo de la izquierda caviar hundiendo al Perú en un largo período de oscurantismo que aún se refleja en nuestros días.

Presidente de Perú Nación Presidente del Consejo por la Paz



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Vela no descarta que Odebrecht haya dado “pagos indebidos” a Nadine por Gasoducto

Vela no descarta que Odebrecht haya dado “pagos indebidos” a Nadine por Gasoducto