Quizás esta es la elección presidencial más importante desde el reinicio de la democracia en mil novecientos ochenta, cuando terminó el régimen militar que duró doce años. Su importancia radica en que el país deberá tomar la decisión de elegir entre un modelo de gobierno comunista y uno que garantice la democracia y la alternancia del poder político cada cinco años.

Los que estamos más o menos informados delo que pasa en otros países sabemos que los candidatos comunistas usando postulados populistas, lenguaje de odio, dividiendo a las personas entre ricos y pobres, siembran el odio para ganar votos. Es más, usan la libertad que la democracia les da para ganar una elección para luego “en nombre del pueblo” quedarse en el poder y destruir las instituciones o coparlas con malas artes, para enquistarse eternamente en el poder.

Hoy los peruanos tenemos la obligación de defender nuestro futuro. He visto con agrado que personas sin pertenecer a Fuerza Popular, se vienen organizando en Frentes por la Defensa de la Democracia; ellos no son empresarios, no tienen riquezas y no tienen “quizás” nada que perder en el aspecto económico, pero tienen claro que sus oportunidades de crecimiento personal serán inexistentes bajo un régimen comunista. Esta postura patriótica de peruanos de “a pie” nos dan un ejemplo de lo que debemos hacer aquellos que creemos en la libertad y en el sistema democrático. No basta con enviar por WhatsApp videos o memes o publicar en el Twitter o Facebook mensajes y fotografías. Lo que debemos es asumir el compromiso de evangelizadores del sistema democrático para explicar y convencer a aquellos que se dejan persuadir con discursos populistas de fácil consumo, que el comunismo siempre ha tenido esa estrategia para conseguir votos. Pedro Castillo es la punta del iceberg de todas las corrientes ideológicas marxistas, leninistas, maoístas; y de Abimael Guzmán.

Espero que no tengamos que lamentarnos sigan a el comunismo. Hay espejos como el de Venezuela y Cuba que debemos mirar para reflexionar y pensar si ese es el modelo de sociedad que queremos para nuestro país.

Saludo la creación de los Frentes por la Defensa de la Democracia. Que sirvan de ejemplo para que cada gremio, laboral y empresarial, se pronuncie abiertamente por la defensa de la libertad. No es por Fuerza Popular, se trata del Perú y por los peruanos que aún no nacen.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.