El quebrantamiento de la paz entre palestinos e israelíes, así como la inquietante situación política en nuestro país, aconsejan hacer un recuerdo de hechos y personas que han ofrecido su vida por la paz. Más aún si ello se ha enmarcado a un espacio de memoria muy reducido en la historia del Perú, pues se ha circunscrito al ámbito nacional.

Todo hecho histórico, en un mundo en el que la interrelación es hoy tan intensa, debe trascender fronteras y por lo tanto abarcar aspectos y hechos de interés en varios países o en la comunidad internacional en su conjunto. Es el caso de los peruanos que contribuyeron a fortalecer la paz internacional en otros continentes
Si hago una encuesta entre los peruanos, posiblemente varios millones conocen a un cantante extranjero, o a un actor que, en ficción, muere a raíz de un acto violento. En tanto desconocen al soldado peruano que en verdad murió por la causa de la paz. Como estamos en un mundo de muchas imágenes que se seleccionan por la capacidad de convertirse en iconos, quiero recordar al militar Vicente Rojas Regalado.

Su nombre no figura en Google como tampoco en las redes sociales. Acaso sólo en los archivos de algún informe de las Naciones Unidas o en un discurso en ese Organismo. El soldado peruano murió en 1974 en Chipre, donde fue trasladado en estado de gravedad luego de que le arrancara las piernas una mina, colocada durante la guerra del Yom Kippur, en las alturas del Golán. Recuerdo haber recibido en la Representación del Perú ante las Naciones Unidas, por télex, el parte de defunción que decía: Murió no a causa de sus heridas, sino por la fuerte pena que le causó la vida en soledad, lejos de su patria y familia.

Fue el primero, pero no el único, militar peruano que falleció dentro de los que integraban el Batallón Perú. Esta unidad actuaba conformando las Fuerzas de Emergencia de las Naciones Unidas para Operaciones de Mantenimiento de la Paz, más conocidas como Cascos Azules. Conozco todo ello porque fue el Perú -bajo mi iniciativa- que planteó en octubre de 1973 que las Fuerzas de Emergencia de la ONU no debían estar integradas por los miembros permanentes del Consejo de Seguridad -potencias dominantes-, sino por países en desarrollo, con base en una distribución geográfica equitativa (párrafo 222 del Informe del Consejo de Seguridad contenido en documento XXIX Asamblea General A/9602).
Estoy seguro de que recordando ello hacemos justicia a Vicente Rojas Regalado, fortalecemos a nuestras prestigiosas Fuerzas Armadas, siempre vigilantes para mantener la paz; así como vigorizaremos las relaciones bilaterales con el país amigo de Israel.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.