Generando contratos verdes

Generando contratos verdes

Desde hace varios años se conocen los esfuerzos de diversas instituciones y estados para expandir las ventajas de los empleos verdes o contratos de trabajo sustentables.

Algunas organizaciones han ido un paso más adelante. Han definido aquellas acciones que ayudan a conservar al planeta, pero desde otra perspectiva.

La institución Contrato verde de trabajo (Groenearbeidsovereenkomst.nl) ha logrado pasar el tradicional concepto de contrato o empleo verde desde la empresa al compromiso de los trabajadores.

También ha buscado la manera de hacer estos documentos diferentes o novedosos.

La iniciativa ha sido de la abogada Koomen y los contratos verdes no solo han sorprendido e interesado a nuevos emprendimientos, sino también a bancos, universidades y otras empresas que quieren conocer más este modelo de tratado.

Es así que entre las cláusulas del contrato se puede leer determinados compromisos a ser cumplidos por la propia voluntad de los empleados, lo cual los hace más comprometidos socialmente. Por ejemplo, en el almuerzo no se servirá o comerán carne por un determinado tiempo y en su lugar se plantarán árboles, también los empleados podrán contar con un día libre si participan en marchas ambientales, si ello se pactó en el contrato.

Los acuerdos verdes se pueden delimitar en las horas de trabajo, si en caso suceden las horas extras, el empleador sembrará un árbol por cada hora extra; escoger la entidad financiera sostenible, es decir, que realice acciones verdes y, si no, el empleador plantará 10 árboles cada mes.

Otro incentivo es el pago de una tarifa por los gastos de viaje hacia el trabajo. Si es en bicicleta el empleado recibe una compensación por kilómetro, si es en auto algo menos o la opción de que el empleador compense las emisiones de CO2 de los empleados en el caso de donar parte de su aguinaldo a una buena causa. De eso se trata, comenzar con acciones que están al alcance de los trabajadores y empleados, tenerlas legalmente establecidas e incentivarlas en el centro laboral.

Con el tiempo, las áreas de producción agropecuaria, forestal, energías renovables, tratamiento de residuos, no serán solo atractivas para nuevos trabajadores, pues desde oficinas de abogados, universidades, instituciones educativas y también organizaciones estatales podrán participar y poner en práctica los contratos laborales verdes, que al inicio quizás sean difíciles de adaptar a sus realidades, pero que con el tiempo y los ajustes legales necesarios, son la solución para el planeta. Es tiempo de renovar leyes tradicionales y empezar a cuidar el planeta.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.