Por Juan Diego Tello

A lo largo de las últimas décadas, hemos presenciado una rivalidad que el mundo entero jamás olvidará: la era Messi-Cristiano. Estos dos fenómenos nos han asombrado en muchas ocasiones y han protagonizado una etapa del fútbol nunca antes vista. Sin embargo, el reinado de Lionel Messi y Cristiano Ronaldo está llegando a su fin.

¿Quiénes serán los próximos reyes del fútbol mundial? Es una incógnita que, sin duda, ya está siendo aclarada. Hablar de Kylian Mbappé y Erling Haaland como los nuevos protagonistas del deporte rey no suena descabellado para nadie. Ambos, a su corta edad, ya están deslumbrando al mundo entero. Estamos ante dos nuevos fenómenos, ante dos jugadores que, muy probablemente, batirán los récords que tanto Lionel Messi como Cristiano Ronaldo han dejado para la posteridad.

Y es que hablar de la rivalidad que prevaleció durante años entre el rosarino y el portugués, solo se asemeja a la comparativa que existe y existirá siempre entre Diego Armando Maradona y Edson Arantes do Nascimento, ‘Pelé’. Más allá de la eterna polémica en torno a quién ganó más en el fútbol, a Lionel Messi y Cristiano Ronaldo solo se les puede comparar con los dos jugadores más grandes de la historia. No obstante, esta maravillosa rivalidad está culminando lentamente.

A partir de ahora, presenciaremos una nueva hegemonía: la era Haaland-Mbappé. Estos dos jóvenes astros ya están protagonizando las portadas de los diarios y nos están dejando en claro que son ellos dos los herederos de una nueva era mágica del fútbol mundial, una etapa dominada por dos deportistas de élite que, además de poseer un enorme talento, tienen una mentalidad ganadora y perfeccionista.

Seguramente, los padres de aquellos niños de esta generación, ya les están empezando a obsequiar a sus hijos las camisetas con los apellidos Mbappé y Haaland estampados en la espalda. Estamos ante un nuevo dominio, un nuevo reinado, un futuro legado. Y, más que comparar y rompernos la cabeza debatiendo sobre qué jugador es mejor, debemos disfrutar de lo que estos dos nuevos cracks del fútbol tienen para ofrecernos.