Heydi Candela Feijóo

Heydi Candela Feijóo

LA LEY Y EL ORDEN ANIMAL

Acerca de Heydi Candela Feijóo:



Emprendimiento y perseverancia

Mariela Domínguez, llegó a Perú hace un año por motivos personales que la impulsaron a despegarse de sus raíces (su mamá murió hace tres años; su papá, 18 años). Apasionada por los animales -su centro de todo-, venezolana, economista, con postgrado en Marketing y Finanzas.

Mariela nos comenta cuál fue la razón de venir a Perú.

La principal razón fue haber observado el amor de las familias peruanas. Me cautivó el ambiente perruno, el ambiente en Miraflores, y la sensación de tranquilidad de tener todo a mi alcance en el momento que lo necesito. Uno de mis perrihijos es “adulto mayor” y su tratamiento médico era perfecto aquí en el país. Una decisión difícil, valiente para todo aquel que la toma y se arriesga a explorar lo desconocido. Amo las mascotas, las veo como un miembro más de la familia. Las trato con el mismo respeto que a cualquier otro miembro de la familia. Son mis hijos y así los considero, a pesar de no tener hijos humanos; merecen el mismo respeto que un ser humano porque la nobleza que tienen en su corazón pocos seres humanos son capaces de dar. Viajé al Perú con mis peludos engreídos en la cabina del avión dado que pude gestionarles un permiso aéreo que les permite volar al lado mío.

Mariela tiene tres perrihijos venezolanos:

Miguel Antonio de Asís, macho de 15 años. Poodle rescatado cuando tenía 7 años. Vivió en una jaula por mucho tiempo y a pesar de que lo alimentaban y le colocaban sus vacunas anuales, pasó gran parte de su vida dentro de una jaula, viviendo allí; lo rescaté y adopté. Le detectamos a tiempo un cáncer, fue operado y devuelto a una nueva vida de ilusiones y esperanzas. Hoy en día es un viejito de 15 años

Motica es una hembra de 10 años. Una Poodle mediana que es alegre y le encanta jugar, y fue comprada en un veterinario famoso de la ciudad de Caracas, capital de Venezuela. Le dieron 48 horas de vida, y bueno ya tiene 10 años y puede presentar su historia. Lección: ¡No compres, rescata o adopta!

Génova, hembra de 6 años. Caniche Standard, adoptada a los 3 años. Sus antiguos dueños no la podían tener porque se iban del país y me la entregaron desnutrida, casi abandonada. Afortunadamente, con una buena alimentación y amor, Genny logró recobrar su peso, su ánimo y su estilo.

Desde hace poco más de 5 años, soñé con la idea de montar un negocio propio que me apasionara a mí y pudiera irradiar el amor que siento por las mascotas, a todo aquel que tenga el mismo sentimiento. Así nació Mascotique en Venezuela y cuya inspiración me llevó a traspasar las fronteras y traerlo a Perú @mascotiqueperu y Facebook. La idea de mi negocio es poder colaborar con los perritos que necesitan ayuda; una vez que pueda alcanzar beneficios, destinaré una parte de la ganancia a apoyar a esos peludos que necesitan hogar a través de unas asociaciones.

Mi vida es feliz gracias a mis peludos, en ellos consigo la paz espiritual que me ayuda a ser valiente y sobrepasar los obstáculos cotidianos. Ellos son mi motor, mi fuerza, mi estimulo, ellos son parte de mi vida, sin ellos estaría vacía, estaría incompleta, ellos nos enseñan a ser mejor seres humanos. Poco a poco ellos van invadiendo de amor a cada hogar que llegan, apuñalando el corazón de cada miembro de cada familia con su mirada, con su presencia. Definitivamente estoy convencida de que están aquí para enseñarnos a ser mejores personas.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
PJ evaluará prisión preventiva contra Keiko Fujimori el 26 de diciembre

PJ evaluará prisión preventiva contra Keiko Fujimori el 26 de diciembre