Heydi Candela Feijóo

Heydi Candela Feijóo

LA LEY Y EL ORDEN ANIMAL

Acerca de Heydi Candela Feijóo:



La indiferencia hacia el mundo equino

Es común- desafortunadamente- ver por las calles limeñas animales realizando trabajo de carga, verlos en un estado inadecuado, con hambre, bajo el sol o bajo la lluvia y quedarnos solo en estado de espectador de brazos cruzados. Es común pasar por la Plaza de Armas de Lima y ver pagar a los visitantes para pasear en carreta la cual es halada por caballos, nos tomamos foto y en el caso de los extranjeros con más razón aún. No son acciones maléficas, pero sí de indiferencia -que es más cruel-, porque la indiferencia es un arma letal para la destrucción de un pueblo.

Existe desconocimiento acerca de los équidos, acerca del trato que les otorgamos los animales humanos, los caballos son mal alimentados y victimas del silencio, puesto que no contamos con una ley marco que regule que no se trata de una cuestión acerca del peso que cargan sino de la libertad que ellos merecen. Sí, es cierto, no contamos con una ley que especifique o delimite el trabajo tan pesado, los cuales son obligados a realizar por parte de sus propietarios, pero si existe una ley que ampara sobre el mínimo de condiciones, alimentación y atención veterinaria a los que están sujetos de acuerdo a los deberes de tenencia responsable según la ley de Protección y Bienestar Animal-30407 todos los propietarios o poseedores de animales domésticos.

Los caballos son seres sintientes, capaces de desarrollar sentimientos muy profundos y capaces de complementar su vida hacia el humano que es su criador, la idea de seguir considerándolo un esclavo es como estar en desnivel con el derecho animal, y no solo ello, sino que es un acto de crueldad, ya que son explotados y desechados cuando ya no sirven. Muchos casos son conocidos como en el ámbito de los caballos de carrera, pues ante una fractura o déficit en velocidad son sometidos a la terrible eutanasia. Es decir, el mundo equino solo –para algunos- es un negocio redondo, siempre que usemos a un ser vivo para alimentar nuestra sed de lucro estamos contraviniendo la ley de protección animal, así como a nuestra ética y moral, como seres humanos, pues no solo estamos delinquiendo, sino que estamos causando un dolor innecesario a un animal cuando está en nuestras manos evitarlo.

Es menester en esta temporada evaluar las propuestas de los candidatos al poder legislativo, ya que trabajar en el sector de bienestar animal es una tarea que tiene mucho camino por recorrer, los animales que son víctimas silenciosas solo cuentan con nosotros, así que esperamos que no impere el lucro en lugar de la vida y salud, sino que haya un cambio que pueda colocar en armonía la vida humana y animal como unificación de especie.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
César Villanueva: PJ dicta 18 meses de prisión preventiva en su contra

César Villanueva: PJ dicta 18 meses de prisión preventiva en su contra