Debemos dejar de quejarnos de tener que votar por el candidato menos malo y darnos cuenta de que ambos representan el mismo peligro por las mochilas políticas que cargan, porque las ideologías de izquierda o derecha le importan poco a quienes se preparan para utilizarlos como pilotos automáticos del plan del Nuevo Orden Mundial.
La desinformación sobre quienes gobiernan nuestro país detrás de los Presidentes nos está llevando una vez más al error de esperar nuestra salvación en un(a) candidato(a) sin darnos cuenta que el modelo autoritario de izquierda sólo les facilitará imponernos su dictadura mundial y que el modelo neoliberal de derecha, más usado por la élite, les hará más lento el proceso porque tendrán que soportar a la oposición para simular una democracia.
Nadie creería que el Imperio globalista piense en estatizar o nacionalizar la propiedad privada y las empresas concesionadas por los Estados, pero está en su plan maestro como medida de imposición del Nuevo Orden Mundial comunista, anticristiano y constitutivo de un Estado Policial mundial, con seres humanos identificados digitalmente y sometidos a su dictadura; por eso están financiando a las izquierdas de Latinoamérica, luego de lograrlo las eliminarán, es parte del plan.
Por lo que en aras de encontrar una salida, recomendamos a los dos candidatos seguir la siguiente Hoja de Ruta:
1.- Desembarazarse de sus mochilas políticas apenas juramenten el cargo de Presidente.
2.- Decirles a los emisarios de la élite globalista que llegarán a extorsionarlos o sobornarlos, que están dispuestos a evaluar con ellos su agenda, y si ellos demuestran técnicamente que es lo mejor para nuestro país, ustedes lo harán, pero si ustedes les demuestran lo contrario, ellos tendrán que aceptar que hay gobierno soberano y competente en el Perú.
3.- No amenace a nadie, empiece a revisar todos los convenios, acuerdos y dispositivos legales aprobados por sus predecesores y logre correcciones en bien del Perú.
4.- Dígale diplomáticamente a los organismos internacionales que Perú es una República independiente y soberana y que no acatará ninguna medida o política que atente contra la integridad y soberanía de nuestro pueblo.
5.- No dinamite las instituciones del Estado, refórmelas. Convoque a los mejores profesionales para realizar las 4 grandes reformas de inicio: Económica, Educativa, Salud y Legislativo-Judicial.
6.- Garantice el Orden Constitucional y los derechos de todos.
7.- Genere condiciones para que todos puedan hacer riqueza.
Inspire tranquilidad y seguridad, no temor.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.