“Mi hijo no pudo entender las clases del año 2020 pero estoy feliz porque será promovido y llevará una tutoría guiada durante el año 2021 para que se verifique que aprendió todas sus clases del año 2020”.

“El colegio estará obligado a asegurar que el alumno haya aprendido todo, inclusive si esa enseñanza se brinde durante el año 2021”.

Cuando empezaron las clases virtuales, surgió toda una discusión respecto a la reducción de las pensiones, pues se alegaba que no era lo mismo que el profesor vaya al colegio y dicte de manera presencial las clases, que el usar plataformas virtuales. Así, se emitieron una serie de disposiciones para reducir el pago de las pensiones.

Con ello se pensó que el problema estaba resuelto, pero siempre surgía la siguiente duda: ¿nuestros alumnos aprenderán correctamente, se adaptarán a las clases virtuales, podrán tener la confianza necesaria para participar y exponer todas sus dudas, la reducción de las pensiones cubrirá el doble trabajo del profesor: enseñar y velar por el correcto aprendizaje?

Desafortunadamente el actual panorama nos demostró que existía un gran porcentaje de alumnos que no se adaptaron al sistema virtual o no tuvieron la posibilidad de acceder a esa educación; entonces, ¿cuál fue la solución?: brindarles una tutoría guiada durante todo el año 2021 para que, no solo se refuerce o se vuelva a enseñar todo lo que corresponde al año 2020, sino también al año 2021.

Nosotros aplaudimos todas las medidas a favor de nuestros pequeños, y en efecto, la tutoría guiada es una de las mejores opciones para no permitir que se atrasen en la educación, pero, ¿y nuestros profesores?, ¿quién les pagará el sueldo de las horas extras que invertirán para reforzar lo del año 2020 y enseñar lo del año 2021 a la vez? Estamos seguros que todos dirán: LOS COLEGIOS; sin embargo, nos volvemos a preguntar: ¿cómo podrán los colegios cubrir esa inversión si a inicios del año se redujeron drásticamente el pago de las pensiones?

Al final solo podemos ver que la reducción de las pensiones no fue la mejor decisión, definitivamente tienen que emitirse disposiciones que permitan absolver las dudas antes planteadas, pues sabemos que, por hoy, nuestros queridos profesores darán hasta el tiempo que no tienen para asegurar la enseñanza y aprendizaje, ¿pero mañana?, ¿quién será la persona que mañana se acordará de ellos y les dará el apoyo o facilidades para pagar sus servicios?

Guadalupe Montenegro Ruiz