Hugo Guerra

Hugo Guerra

ESPOLÓN DE PROA

Acerca de Hugo Guerra:





Detrás de la campaña rosa

Todos sabemos que la gestión del gobierno actual es una desgracia; pero la ignorancia de funcionarios como la ministra Montenegro nos lleva al borde del precipicio afectando a instituciones sagradas como nuestras Fuerzas Armadas.

Sendero Luminoso, el MRTA y los extremistas tanto de izquierda cuanto de ultraderecha han tratado de dañar a los militares mediante ataques terroristas, campañas ideológicas que buscan su desaparición y una implacable persecución pseudo judicial que se ensaña con quienes devolvieron la paz democrática a nuestra patria.

Gente miserable y ONG aliadas al marxismo, en complicidad con la CIDH, aun hoy tratan a oficiales y subalternos como genocidas a partir de argumentos ideológicos desechables. Y durante más de tres décadas persiguen kafkianamente a héroes de la patria que participaron en intervenciones cruciales como la debelación del motín senderista en el Frontón y la derrota de los emerretistas en la residencia japonesa.

En el intento absurdo de replicar los juicios de Nuremberg se han creado mitos indecentes como la presunta sumisión de todas las FF.AA. al ex asesor del SIN, Vladimiro Montesinos, cuando la verdad histórica demuestra documentalmente que si bien hubo algunos mandos corruptos y se usaron formas polémicas, jamás existió un documento vergonzante porque solo se reafirmó la lealtad en la lucha contrasubversiva.

Quienes defendemos legalmente los derechos de nuestros uniformados comprendemos el drama histórico de instituciones que han sido manipuladas y vejadas por sucesivos regímenes civiles incapaces de gobernar con mínima eficiencia. Por eso hoy nuestra protesta no es solo contra la abusiva imposición anti reglamentaria de mandiles rosados sobre los uniformes de la patria; tampoco es por antifeminismo u homofobia, sino porque la torpe señora Montenegro, aplaudida por el inimputable Martín Vizcarra, vuelven a maltratar a la institución castrense, prestándose para una campaña que va mucho más allá de la defensa de la “igualdad de género”.

Quienes urdieron la campaña publicitaria rosa han querido humillar deliberadamente desde la perspectiva neomarxista y gramsciana a nuestras FF.AA. para demostrar que pueden zurrarse en las normas y que, presuntamente, tienen “dominados” a los militares en la eventualidad de proseguir las aventuras golpistas de Vizcarra.

Vergüenza y deshonor total para aquellos generales que han apoyado este atentado. Su complicidad es mayor que la ignorancia ministerial, pero el propio Ejército en su momento hará justicia y cobrará justa venganza contra aquellos que han osado mancillar el uniforme y los símbolos que representan Bolognesi y Cáceres. Tiempo al tiempo.





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Comisión de Constitución aprueba dictamen que plantea paridad y alternancia

Comisión de Constitución aprueba dictamen que plantea paridad y alternancia