Hugo Guerra

Hugo Guerra

ESPOLÓN DE PROA

Acerca de Hugo Guerra:



El inquilino de palacio debe ser lanzado

La miseria moral de Martín Vizcarra ya está ampliamente demostrada, lo mismo que la erosión que premeditadamente le ha infligido al orden democrático y al desarrollo nacional. Por tanto solo cabe avanzar en la vacancia presidencial.

Constitucionalmente está demostrado que el mandato congresal es irrecortable y que el presidente no puede convocar a referéndum por sí y ante sí. Está claro, además, que el moqueguano no renunciará y tiene planes electorales (según el segundo proyecto presentado), además estaría confabulado para quedarse en el poder a cualquier precio.

El audio de su claudicación con los comunistas en Arequipa demuestra que, efectivamente, conspiró para abortar el proyecto Tía María antes de fiestas patrias; que no tuvo escrúpulos al ordenar la intervención que ha costado 34 heridos a la policía; y que supone pérdidas por unos 1,400 millones de soles.

Entre tanto, la sedición fue planeada en el acuerdo suscrito por los gobernadores de la macrorregión sur y el de los ronderos pidiendo cambio de Constitución (léase modificación del régimen económico dispuesto en la Carta del 93). Eso debía saberlo Vizcarra, los documentos probatorios datan de junio y la Dini no tendría excusa para no haberlo reportado; además ya están en curso las acciones subversivas con los ataques contra Quellaveco y se viene el bloqueo de todo el corredor minero.

Hay, pues, una rebelión en curso y la posición tanto de Vizcarra cuanto del Primer Ministro de negar la realidad solo los muestra como mentirosos compulsivos. Además, después del manejo grotesco en el caso Lavajato y en la casasción de Keiko Fujimori no podemos confiar en el Ministerio Público ni el PJ.

Frente a esto el presidente del Congreso ha demorado mucho en convocar a pleno extraordinario; pero, en fin, ahora el camino de la vacancia es el único viable. FP no puede seguir pusilánime; AP y APP tendrán que definir si siguen protegiendo a un inmoral o se suman al relevo que constitucionalmente corresponde a Mercedes Araoz. No hay de otra.

Adelantar elecciones o una transición bajo la presidencia de Olaechea ya no parece viable: la República necesita paz, orden y normalidad constitucional. La violencia del extremismo es grave. Los gremios empresariales no pueden seguir solo lamentándose. O salimos parlamentariamente de esta crisis, o vamos a una huelga general del empresariado con la ciudadanía volcada en la calles. El inquilino precario de palacio debe ser lanzado sin miramientos. ¡El Perú está primero!



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Mañana, TC inicia debate sobre prisión de Keiko

Mañana, TC inicia debate sobre prisión de Keiko