Hugo Guerra

Hugo Guerra

ESPOLÓN DE PROA

Acerca de Hugo Guerra:





La confluencia republicana en curso

Hace una semana nació la Coordinadora Democrática con un Manifiesto a la Nación Peruana que, en esencia, llama al rescate de los valores republicanos para enfrentar una crisis política innegable, que tiene factores no solo atávicos y estructurales, sino también polariza a los ciudadanos y pone en riesgo la ya precaria estabilidad del sistema democrático.

Esta Coordinadora incluye a peruanos de diversas trayectorias profesionales, múltiples enfoques políticos y opciones religiosas diferentes. No tenemos la intención de formar un partido, sino de contribuir como voz crítica que promueva la confluencia amplia en torno a los valores republicanos a solo dos años de celebrar el bicentenario de nuestra Independencia.

Creemos en un modelo de gobierno basado en la protección de la libertad enraizada en un Estado social y constitucional de Derecho, en el cumplimiento de la ley que expresa la voluntad soberana del pueblo y de la que no puede sustraerse un gobierno legítimo; y nos oponemos a la corrupción venga de donde viniese.

En la lucha contra los corruptos no podemos permitir que los supuestos moralizadores escondan su propia responsabilidad. Es contraproducente, por ejemplo, que el presidente tenga alrededor de 46 denuncias y se proclame adalid de la pureza.

Somos frontales al denunciar los ataques contra la democracia representativa, pluralista y popular con estrategias plebiscitarias y populistas alentadas por asesores que se sienten por encima de la ley y se hacen llamar “notables” para imponer recetas de “reforma política” para cuya aplicación extorsionan al Congreso.

Como republicanos convictos defendemos la separación de los poderes públicos y repudiamos el avasallamiento del Poder Judicial y la Fiscalía, así como la creación de una policía política. Denunciamos la criminalización de la política que ha llevado al secuestro, bajo farsa judicial, de una lideresa partidaria e indujo al suicidio de un expresidente, mientras este gobierno amenaza con perpetuarse con la protección de ONG financiadas desde el extranjero con fines torvos y sin transparencia.

Confrontamos la imposición de planes globalistas a través de la imposición en el currículo escolar del pensamiento único. Defendemos la identidad de la peruanidad y la libertad de conciencia de la familia sin prejuicios ni discriminación.

Somos, pues, ciudadanos comprometidos con la patria. El apoyo de miles de compatriotas nos alienta, mientras calificativos ridículos sobre una inexistente DBA y una supuesta alianza “aprofujimorista” nos revela la desesperación de quienes opinan solo porque reciben el subsidio de un Ejecutivo del cual son sanguijuelas.





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
La última carta para cerrar el Congreso

La última carta para cerrar el Congreso