Columnista - Hugo Guerra

¿Quién se la lleva en paila?

Hugo Guerra

10 sep. 2019 03:10 am
A+

No voy a insistir con Vizcarra; como dice el cómico mexicano Fernando Córdova, “El imbécil espera tener éxito en el futuro y vive disfrutando su fracaso”. Pues bien, que el moqueguano disfrute por ahora.

Pero sí debo meterle diente a la desgracia económica a la que nos precipita este aventurero golpista:La quebrada Petroperú anuncia que el Gobierno evalúa transferir mil millones de su deuda al Tesoro Público para seguir financiando el elefante blanco de la Refinería de Talara, en la cual ya se han invertido US$4,700 millones, vía bonos (2,000 millones en el 2017, y un préstamo de 1,300 millones de la Española de Seguros de Créditos a la Exportación, con la cual Vizcarra negoció durante su ridículo viaje a Madrid). Al final, la botadera de plata llegaría a los 7,500 millones de dólares en una obra irrentable y que en su proyección inicial no debió costar más de 1,500 millones.

Pretenden que sigamos pagando el robo en un disparate que ya nos cobran con el mayor precio de combustibles de América Latina, mientras en gran parte del mundo el valor de la gasolina al público disminuye. ¿Los responsables de este robo? Humala, PPK y Vizcarra. Todos con impunidad.

Además acaba de publicarse (cfr. gatoencerrado.net) que la deuda pública peruana aumentó S/53,000 millones los últimos tres años. ¿Por qué se ha pasado de S/ 140,335 millones (junio 2016) a S/193,402 millones (junio 2019)? Nadie lo explica.

Lo grave es que la deuda interna ha aumentado en 78.8%, pasando de S/ 71,408 millones a S/ 127,668 millones, pateando al largo plazo S/ 120,106 millones. Es decir que serán nuestros hijos y nietos quienes estarán endeudados hasta el cuello por la irresponsabilidad de los actuales gobernantes.

Sobre la falta de transparencia, las jugosas comisiones pagadas y el endeudamiento forzado deben contestar PPK, Susana de la Puente, Alfredo Thorne, Fernando Zavala, Claudia Cooper, David Tuesta y Carlos Oliva.

Seguimos demasaiado centrados en las crisis artificiales creadas por el moqueguano, pero las finanzas nacionales andan como la mona; y encima quieren incrementar el presupuesto del 2020 en 5.5· % cuando ni siquiera han ejecutado el 34 % de lo aprobado el 2019. Estamos en plena recesión, dispendiamos demasiado en gasto corriente improductivo ¿y no hay responsables? Vizcarra debe irse por golpista, pero también debiéramos botarlo por incapaz. Hay alguien que se la está llevando “en paila”. No lo permitamos.

Post Relacionados

O cambian el Gabinete o cambiamos a todos

Los peruanos ya no aguantamos más, entramos a la cuarta prórroga de la cuarentena con hartazgo, desesperanza y mucha ira. No tenemos confianza en quienes encabezan la lucha contra el Covid-19; la realidad ha demostrado que son burócratas incapaces, corruptos e indolentes que no tienen liderazgo. Cuando Vizcarra aparece en sus monólogos cotidianos es apenas

La criminal “inmunidad de rebaño”

La mejor demostración de que el Gobierno es incapaz de afrontar eficientemente la lucha contra la pandemia es la nueva estrategia de la “inmunidad de rebaño”. En plena fase cuatro del Covid (transmisión comunitaria sostenida) se anuncia el sálvese quien pueda. Desde cálculos gruesos un 70% de la población terminará contagiada; de ese total dos

¡Contra la estupidez!

Incrementar impuestos a los “más ricos” y emitir bonos de solidaridad que recauden fondos adicionales para combatir el Covid-19 no es un problema técnico, sino una estupidez ideológica que debemos combatir. Vizcarra y su “comando” contra la pandemia ya fracasó. La confrontación entre sanitaristas y economicistas ha desembocado en medidas erradas de contención de la