Hugo Guerra

Hugo Guerra

ESPOLÓN DE PROA

Acerca de Hugo Guerra:



Receta para el rabioso

En el 2021 no podemos esperar oidores metropolitanos que, al estilo de la colonia, vengan a poner en orden las trapacerías del virrey de turno. Con respeto por su calidad jurídica, ni la Comisión de Venecia y menos la OEA harán algo por sacar al Perú de la crisis política. El responsable personalísimo es Martín Vizcarra, a quien debe aplicársele la receta ancestral: acabado el perro, terminada la rabia.

Constitucionalmente es imposible adelantar las elecciones. Procesalmente no es factible llegar al 2020; que ocho minibancadas parlamentarias le den apoyo al aventurerismo golpista no significa que tengan el porcentaje de votos para forzar una reforma sin fundamento.

Los magistrados izquierdistas del TC han amarrado al órgano supremo de la constitucionalidad impidiendo un informe eficiente. La desvergüenza del PJ ha permitido que a Keiko se le saque de carrera electoral, porque reducirle la preventiva a solo 18 meses supone impedirle postular. Y la fiscalía es un desorden impune: los responsables del caso Lava Jato ahora dicen que no indagaron más delitos de la transnacional Odebrecht porque el Ejecutivo no lo pidió. No hay nada de la colaboración eficaz del sinvergüenza de Graña; y estamos a punto de pagarle 524 millones de soles a una corruptora brasileña que anuncia su quiebra sin dar garantías de indemnización.

Por declaración propia, su hermano ha demostrado que Martín Vizcarra es un delincuente vinculado a la mafia constructora inclusive después de ser ministro. Ese delincuente sigue pactando con lo sediciosos del sur bajo el supuesto antiminero, compra gobernadores regionales, dispendia con la prensa prostituta, mantiene un estado paralelo de asesores, tolera la reaparición violenta del MRTA y SL, vota internacionalmente a favor de Venezuela, pretende convertir en prostitutas golpistas a un puñado de generales del Ejército, inaugura obras fantasmas, persigue opositores con la Diviac, usa al premier como bufón y amenaza con cerrar el Congreso este fin de mes.

Nada de eso se va a controlar con versallescos procedimientos legalistas. Necesitamos una reacción de base, una paralización del sector empresarial que sacrifique algo de dinero hoy pero garantice el futuro de estabilidad.

El problema es Vizcarra. Ya no podemos vacunarlo como al rabioso. Solo queda sacarlo dentro del marco constitucional e imponer a Meche Aráoz como presidenta hasta el 2021. El país está recesado; si Vizcarra tiene alguna dignidad que renuncie, o que haga eso que mentirosamente le atribuyen a Salvador Allende, que se suicide, total ya es un cadáver político.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Vizcarra facilitó traslado de Evo Morales a México [VIDEO]

Vizcarra facilitó traslado de Evo Morales a México [VIDEO]