El partido Perú Libre, actualmente en el gobierno, es comunista, marxista-leninista con filiación pro senderista, con ideología violenta y totalitaria que intenta cambiar la Constitución para destruir las libertades individuales y de expresión, de mercado, empresa, industria, finanzas, y perpetuarse en el poder, sin embargo, recién ahora, nos preguntamos ¿cómo pudimos haber llegado a esta situación en nuestro país de mayoría democrática, amante de la libertad y la paz social? Para llegar a este extremo, los izquierdistas y comunistas partidarios de Sendero Luminoso-Movadef, activaron desde hace más de cuatro décadas la tesis educativa comunista: “solo con la educación, concientización revolucionaria y conquista de la fortaleza ideológica más profunda y potente de las jóvenes generaciones de estudiantes será posible la edificación y conquista del comunismo”. Así, nuestro sistema educativo estuvo invadido de ideología izquierdista, comunista y senderista desde 1980, pero a partir de 2004 incrementaron una actitud más activa al interior del magisterio, impartiendo ideologías subversivas en colegios y universidades.
Aunque parezca increíble, un informe del Consejo por la Paz (2005) denunció que 800 profesores de colegios y universidades mantenían vínculos con Sendero Luminoso (excarcelados, con antecedentes y requisitoriados por terrorismo), entre 2006 y 2010 activaron su adoctrinamiento comunista en las escuelas populares con rebrotes terroristas en distintas universidades, copando puestos estratégicos, y reapareció la prédica senderista en las universidades San Marcos y La Cantuta, y en 2010 otro informe denuncia que 454 terroristas excarcelados trabajaban en el Sector Educación, 50 de ellos nombrados en 35 universidades del país, en 2012 ocho rectores de universidades revelaron la existencia de grupos de tendencia subversiva en sus centros de estudio, además, miles de libros escolares que desvirtuaban absolutamente la realidad que vivía el país se entregaban a colegios a nivel nacional, indicando aberraciones, como por ejemplo, que “los terroristas luchan por un país mejor”. Lamentablemente muchos de estos problemas aún persisten.
Bajo este panorama, la continua incursión ideológica en nuestro sistema educativo y el desentendimiento casi absoluto de gobiernos y autoridades en temas de educación y cultura, ha permitido que la izquierda y los comunistas pro senderistas hayan propagado en colegios, universidades y escuelas populares esta nefasta ideología de odio y destrucción entre nuestra juventud, logrando que muchos estudiantes y jóvenes hayan estado dispuestos a creer de manera incondicional en esta funesta doctrina y renunciando a su individualidad y autonomía emitieron su voto electoral por el partido comunista marxista-leninista de Perú Libre sin haber sopesado el peligro que representa para nuestro país su proyecto totalitario y destructivo.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en Facebook, Twitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.