La industria inmobiliaria fue una de las más afectadas por la situación económica que generó la pandemia covid-19, los esquemas de distanciamiento social para combatirla y, en especial, la incertidumbre. En este sentido, se estima que la caída en la venta de inmuebles durante 2020 fue del 7% según la Cámara Peruana de la Construcción (Capeco).
De acuerdo a Horacio Faudella – Co CEO & Co-founder de GoJom, la actual pandemia también cambió la manera en cómo las personas viven, trabajan, adquieren bienes y servicios y, junto a la economía digital, también modificó las necesidades de inquilinos y usuarios finales.
En este nuevo escenario, es preciso que inversionistas, desarrolladores, constructores, administradores, brokers e inmobiliarias visualicen los cambios sustanciales y definan proyectos con base en tecnologías fundamentales como Inteligencia Artificial (AI) y Machine Learning para moderar los riesgos y potenciar la recuperación del sector.
La ocasión no podría ser más propicia para la economía nacional. Según el informe Inteligencia Artificial: la gran oportunidad del siglo XXI del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), si Perú logra una alta adopción de la inteligencia Artificial, en diez años podría haber casi duplicado su PBI, mientras que la industria de servicios empresariales sería la que registraría un mayor crecimiento con 2.9 millones de empleos nuevos.
Dada la creciente influencia de estas tecnologías y los cambios en las preferencias de los clientes, el empleo de Inteligencia Artificial se vuelve fundamental para analizar nuevas y complejas formas de datos que permiten no sólo automatizar tareas, sino también tener una mejor previsión de los escenarios futuros.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.