Inversión privada en nuestro país continúa en decadencia

Inversión privada en nuestro país continúa en decadencia

La inversión privada es relevante para nuestro país porque tiene impacto directo sobre el crecimiento económico, indispensable para promover empleo, reducir la informalidad y disminuir la pobreza, sin embargo, acciones contradictorias del gobierno han ocasionado un tramo pesimista de más de 2 años de la confianza empresarial (el mayor período registrado), no hay apoyo a la inversión, se ha deteriorado el ambiente de los negocios, no se resuelven la complejidad regulatoria ni los conflictos sociales, no hay claridad fiscal, falta de transparencia en procesos y recursos públicos, se incumplió la meta del déficit fiscal, toda esta situación ha creado una alta incertidumbre y desconfianza empresarial ocasionando que la inversión privada caiga -0.4% en 2022, y, -7.3% en 2023 (la peor en las últimas 2 décadas), y, según el IPE, si en 2024 no se recupera la confianza empresarial, caería -1.5%.

Sin embargo, el ministro de Economía, Alex Contreras, que en enero viajó a Boston y Nueva York para atraer inversiones, ha manifestado que la percepción de inversionistas sobre el Perú, es positiva, increíblemente, parece que no reconoce que la desconfianza empresarial y sus expectativas pesimistas afectan gravemente la inversión privada y extranjera directa, porque las empresas no invierten ni activan proyectos o planes de inversión para expandirse, además, nuestra debilidad económica ocasiona situaciones de crisis en muchas medianas y pequeñas empresas, obligadas a ejecutar su liquidación. Peor aún, la inversión privada minera, actual motor de nuestro crecimiento económico, está en debacle, según el BCR, en 2023 tendría un fuerte descenso de -18%, y en 2024 seguiría cayendo -2.4%, y el gobierno no tiene voluntad política para evitar conflictos sociales ni mejorar la licencia social de proyectos mineros listos para operar como Tía María y Conga.

Bajo este panorama, el pasado martes 6 el gobierno creó una comisión multisectorial temporal (RS-015-2024-PCM) para simplificar barreras burocráticas en el marco de medidas de reactivación económica e impulso a la inversión privada. Lo que no se comprende es que este gobierno, en la etapa de Castillo, ya había creado una comisión multisectorial permanente el 6 octubre 2022 (DS 236-2022-EF) que al igual que la comisión temporal, es presidida por el PCM y los mismos integrantes principales (MEF, MEM, MTC y MVCS), para seguimiento y evaluación del avance y desarrollo de inversiones públicas, privadas y público-privadas, determinación de sus problemas y adopción de medidas para viabilizar e impulsar su ejecución efectiva. Esta comisión permanente creada hace 1 año 7 meses, dentro de sus funciones, ya debería haber analizado y eliminado todas las barreras burocráticas para promover la aceleración efectiva de las inversiones, pero no lo ha hecho, y, ahora, como “cortina de humo”, nombran otra comisión similar de carácter temporal.

Mira más contenidos siguiéndonos en Facebook, Twitter, Instagram, TikTok y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.