Isaac Humala Nuñez

Isaac Humala Nuñez

LA COLUMNA DE DON ISAAC

Acerca de Isaac Humala Nuñez:





Conga y Tía María

En una misma fecha, día y hora: 12 de abril, jueves, 7 p.m., se realizaron dos eventos de trascendencia para la minería en Perú:

 

  1. En Lima, presentación del libro “Conga, cuando Humala y Nadine paralizaron el desarrollo del cinturón de cobre del norte del Perú” de César H. Cabrera, prologado por Enrique Bernales y presentado por el expremier de Ollanta, Salomón Lerner Ghitis, el exsenador de Izquierda Unida Rolando Breña y el presidente de Confiep, Roque Benavides. La finalidad evidente es desempolvar el proyecto Conga, archivado desde febrero de 2012 a consecuencia del alzamiento sangriento antiminero en Cajamarca.

 

  1. En Arequipa, ante el anuncio gubernamental de iniciarse la ejecución del proyecto Tía María, se realizaron la conferencia de prensa de los dirigentes de Islay y, al día siguiente, conferencias en la provincia. La cajamarquina Máxima de Chaupi, galardonada ambientalista internacional y prepropuesta al premio Nobel, las presidió.

 

¿Tercera coincidencia? En Lima, en el local del Apra, se presentó el libro “Víctor Raúl Haya de la Torre. El ser humano”. Roque Benavides Ganoza, co-autor, sobrino nieto de Haya, en su severa intervención abordó las cualidades de su principal líder mesiánico: Haya, de tiempos heroicos y ajeno al dinero, quien cuando presidente de la Constituyente no aceptó sueldo sino únicamente un sol por la obligación de figurar en planillas.

Por contraste se puede ver a Alan García, dos veces presidente, pero que por adicción al dinero, suicidado moralmente, colapsando a su partido.

Roque Benavides terminó su intervención planteando la unidad del partido. Le aplaudieron reverentes y de pie, entre ellos los recíprocos infraternos Mulder y Del Castillo. Lo trascendente es el tácito surgimiento del tercer líder mesiánico y seguro próximo candidato presidencial.

La antiminería es únicamente contra la minería de tajo abierto que opera envenenando porciones de la corteza terrestre y que, por su tecnología sofisticada, no ocupa a los lugareños, ni se provee de sus productos. Extranjeros formalmente y forasteros por actitud.

Pero la minería clásica de vetas por túneles es favorable a los lugareños porque les lleva electricidad, carreteras y ferrocarriles, y les da trabajo.

Tocar políticamente los proyectos extractivos transnacionales como Conga en el norte y Tía María en el sur es pasar del terreno político doméstico de la capital del país como de los departamentos al campo propiamente nacional: el de la resistencia y ofensiva del Perú profundo; es decir, transitar de la polvareda política a la revolución patriótica.





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Denuncian ante Fiscalía contrabando de oro peruano en EE. UU.

Denuncian ante Fiscalía contrabando de oro peruano en EE. UU.