Isaac Humala Nuñez

Isaac Humala Nuñez

LA COLUMNA DE DON ISAAC

Acerca de Isaac Humala Nuñez:



¿Elmer Cáceres versus Martín Vizcarra?

Podría haberse titulado esta nota: Arequipa versus Lima, o gobernador de Arequipa versus presidente de Perú; preferí como esta, porque son ellos, las dos más poderosas personas en Perú de estos momentos de inicio del enfrentamiento entre el Perú profundo y el Perú superficial (“dos Perú” [Basadre]).

El otorgamiento de la licencia condicionando a Southern para que licencie en mano se tome un tiempo para explicar sus beneficios a la población, simultáneo a la licencia, hizo estallar la huelga indefinida en el valle; el gobernador departamental Cáceres declaro: –Traidor al presidente Vizcarra. –Le conminó a anularlo. –Alerto al sur peruano.

A la fecha, más de veinte días del enfrentamiento, ya empezó la lucha entre el Perú profundo y el Perú superficial.

Promineros y antimineros discrepan. Para los pro, el 20 % del PBI, 70 % de las divisas, trabajo para decenas de miles es la minería; es decir, es camino y vehículo seguro para que el Perú aterrice en el desarrollo.

Para los antimineros, cada mina es un enclave extranjero, los minerales y su propiedad (artículo 66. Constitución). Solo después de recuperar a su inversión pagan el único impuesto a la renta. No pagan canon minero, están colmados de privilegios y exonerados incluso de la penalidad por delito de elución tributaria. Por otro lado, la gran minería, que es “atajo abierto”, su tecnología es sofisticada. Ejemplo Tía Maira, en 20 años, según sus cálculos, extraerán 650 millones de toneladas de cobre, su ley  0.38%, procesará miles de millones de toneladas de piedra y roca molida utilizando otro tanto de agua con químicos. El oro, triple de agua con cianuro.

En ningún país desarrollado del mundo está permitida esta minería. En el Perú hay decenas. Su muestrario de depredación: Pasco, Huancavelica, Cajamarca y actualmente Cotabambas, Espinar y La Oroya.

Southern, por sus comunicados, se atreve calificar a los antimineros como extremistas  y amenazan al Estado peruano llevarlo a tribunales por no poder operar su proyecto. Nuestro Estado, que tendría que ser bobo para no sancionar por el calificativo, y en cuanto los tribunales, no hay obligación para que el Perú realice las mesas de diálogo y predique las supuesta bondades de la Southern. Le otorgó la licencia. Como opera es asunto de su exclusividad hay obligación de garantizarle siempre y cuando su proceder con la población sea aceptada y no intente utilizar la policía o fuerza armada y ensangrentar el territorio nacional. Debe cumplir su ética empresarial: “Con la oposición de la población y con sangre no hay minería.”



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Califican de “populista” D.U. de Martín Vizcarra para subsidiar transportistas

Califican de “populista” D.U. de Martín Vizcarra para subsidiar transportistas